La recaudación tributaria creció un 7% en junio y le ganó a la inflación

En cuanto al salto interanual, de 69%, se debe a la baja base de comparación del año pasado. Es el sexto mes del año se encuentra en niveles pre-pandemia.

El Ministerio de Economía acaba de informar que la recaudación tributaria creció en junio un 7% en relación a mayo y, un 69% en comparación al mismo mes del año pasado. El salto interanual según el organismo es gracias a la reactivación económica que aumenta el pago de impuestos. Los buenos precios internacionales, también motorizaron a liquidaciones de divisas récord el primer semestre y aumentaron el ingreso del Estado por retenciones.

"La recaudación acumulada al sexto mes del año se encuentra en niveles pre-pandemia, a pesar de la prórroga de ciertos vencimientos y de la desaceleración de los recursos en los últimos meses producto de las medidas de contención llevadas a cabo tras la irrupción de la segunda ola", sostuvo el Ministerio en su informe.

La recaudación evidenció una aceleración respecto a la acumulada en el mes de mayo que había sido del 5,5%, por las mayores restricciones debido al recrudecimiento de la pandemia. 

Además de los precios internacionales de las commodities, motorizaron la dinámica los impuestos que responden a la actividad económica con un crecimiento del 81,2% interanual, el impuesto a los Combustibles que aumentó un 120,6% respecto a junio de 2020, el IVA un 85,0%, los impuestos Internos un 31,5%, y el impuesto a los Créditos y Débitos un 73,6%.

 De esta manera, en junio la recaudación tributaria registró un crecimiento de 69%, que significa una suba por encima del aumento de los precios del período. El incremento se explica por una baja base de comparación en 2020 y, por la recuperación de la actividad respecto a los niveles del año pasado. 

"Esto no incluye lo percibido en concepto de ingresos no tributarios por facilidades de pago asociadas al Aporte Solidario y Extraordinario, que ascendió a $24.771 millones en junio", aclaró Economía.

En el caso del impuesto a las Ganancias, tuvo un crecimiento menor al resto, del 47,3% interanual por el efecto sobre el fisco de la última reforma de este tributo. Este fenómeno ya se había observado en mayo por la reducción de las retenciones sobre las rentas de trabajadores en relación de dependencia por el incremento de las deducciones personales. Además, se postergó el vencimiento del saldo de Declaraciones Juradas de Personas Humanas, que se trasladó al mes de agosto 

Los tributos del comercio exterior por el viento de cola tuvieron una gran expansión interanual. En concreto, los derechos de exportación crecieron un 138,5% interanual. A la vez, como la reactivación productiva es dependiente de las importaciones, estos derechos también aumentaron un 114,8%.

La recaudación de Bienes Personales mostró un crecimiento de 68,1%, más allá de la postergación del vencimiento por parte de la AFIP para los pagos de los saldos de Declaración Jurada para el mes de agosto.





Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios