Predicción sombría

Un economista americano vaticinó que la inflación argentina podría ser del 90% en 2021

Steve Hank, profesor de economía en la Universidad John Hopkins, mide la inflación con un método muy distinto al oficial, ¿Por qué sus resultados son tan altos?

Steve Hank, profesor de economía aplicada de la Universidad John Hopkins en Baltimore, Estados Unidos, ha calculado la inflación anual argentina para el 2021 en un 91,49 % según sus últimas mediciones al 18 de febrero del 2021, pero, ¿Cómo es que sus resultados difieren tanto de los oficiales?

Hank, quién también se dedica a dirigir el proyecto Monedas en problemas (Troubled Currencies) en la Universidad de Cato en Washington D.C., analiza diariamente la realidad económica de una variedad de países y establece su inflación anual según cálculos realizados utilizando datos de tipo de cambio en combinación con la teoría de la Paridad del Poder Adquisitivo (PPA).

Esta teoría plantea que una unidad de cualquier divisa debería poder adquirir la misma cantidad de bienes en todos los países y se basa en la ley del precio único, la cual establece que, si un mismo producto no es vendido al mismo precio en todos los mercados, existe un arbitraje y este mercado debe devolver los precios a un punto donde vuelvan a ser iguales al resto. En el largo plazo el PPA es capaz de explicar el comportamiento de los tipos de cambio.

Según explica Hank, el modelo del PPA es muy confiable para medir la inflación en países con porcentajes mayores al 25 % y puede diferir mucho de los cálculos oficiales, los cuales en Argentina establecen una inflación anual del 35.8 %.

Teniendo en cuenta el análisis de Hank, las tasas de inflación de los países y las devaluaciones de la moneda coinciden, "de hecho, ambas mediciones están unidas por la cadera como gemelos siameses", escribe el economista.

"Por lo tanto, las devaluaciones de la moneda están asociadas con un aumento de las tasas de inflación y el aumento de las tasas de inflación está asociado con tasas más lentas de crecimiento del PIB per cápita. Entonces, si se desea reducir la tasa de crecimiento del PIB per cápita (léase: prosperidad), las devaluaciones de la moneda serán suficientes", plantea Hank.

Ante esto, el especialista prueba que la devaluación de las monedas no hace que un país sea más competitivo internacionalmente: "Si las devaluaciones fueran algo más que un engaño, lugares como Argentina y Brasil serían los lugares más competitivos del mundo, y obtendrían superávits comerciales y de cuenta corriente masivos", ejemplifica.

El economista se refiere a la realidad económica y política argentina de forma diaria en su cuenta de Twitter (@steve_hank), dónde se muestra a favor de la dolarización de la moneda del país. Su último posteo sobre la actualidad argentina reza: "Después de semanas de huelga, los trabajadores de aceite vegetal de Argentina ganaron un aumento salarial del 35%. Este aumento salarial ni siquiera va a la par con la inflación, que mido en 93,27% /año. Los trabajadores exigirán más legítimamente. Ya es hora de que Argentina aplaste la inflación dolarizándose."

En su "satélite inflacionario" , el cual actualiza a diario, Hank también analiza la situación de muchos otros países con porcentajes inflacionarios superiores a 25 %, algunos de estos son: Venezuela (2285,88 %), Brasil (25,82 %) o Syria (231,27 %), entre otros.

Tags relacionados

Noticias del día

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • 20/02/21

    Yo soy perro viejo en este tema. He vivido muchas inflaciones, hiper, etc. Mi sensación actual es que en el 2021 la inflación será mucho mas que lo que calculan los "genios" del Gobierno nacional y aún que las estimaciones de economistas privados. Calculo cerca del 100%. Es una estimación subjetiva pero que no suelo equivocarme.

    0
    0
    Responder
  • OF

    Omar Ferrería

    19/02/21

    Si, podría ser 91, o 53, o 29 como dice Guzmán, yo digo que sería del 35,4. Total el podría me está cubriendo

    1
    0
    Responder