¿CÓMO CERRARÁ 2022?

Pobreza: el oscuro pronóstico que llega de la mano del dólar y la inflación

El miércoles 28 el Indec difunde los datos de pobreza e indigencia en el primer semestre, con una mejora. Pero el segundo semestre vuelve a los peores niveles de los últimos años.

La pobreza bajó a cerca de un 36% promedio en el primer semestre del 2022, aunque la dinámica inflacionaria actual hará que el índice rebote a aproximadamente un 40% en la última parte del año, consideran los especialistas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) publicará este miércoles 28 de septiembre el informe "Incidencia de la pobreza y la indigencia" en Argentina, que vienen de marcar un 40,6% y 10,7% de las personas en la primera mitad de 2021, respectivamente, y de descender al 37,3% y al 8,2% entre julio y diciembre del año pasado.

La pobreza volverá a superar el 40%

¿La mitad de los argentinos, pobres?

Leopoldo Tornarolli, investigador Senior del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), indicó: "Mi estimación es que el índice de pobreza va a ser 36,3%, pero puede ser unas décimas más o menos".

"El resultado se explica por el crecimiento que aún continuaba en el primer trimestre del año, lo que hizo que la pobreza siga la tendencia a la baja que traía a finales del año pasado. Desde marzo o abril es muy probable que ya se encuentre en crecimiento de nuevo debido a que se aceleró la inflación", explicó.

Precisamente la evolución de los precios, impulsada por los movimientos del dólar y la caída de los ingresos está deteriorando los indicadores sociales rápidamente en los últimos meses, todavía no medidos por el organismo de estadística.

"En el segundo semestre va a aumentar la pobreza, eso es seguro. Este tercer trimestre que termina fue particularmente complicado en términos inflacionarios y no se avizora una mejora significativa en ese aspecto de acá a finales de año. No creo que suba a niveles superiores a los del segundo semestre de 2020 (cuando fue 42% por la pandemia), pero tampoco es un escenario imposible. Creo que se va a ubicar en la cercanía del 40%, aunque es temprano para arriesgar un valor más preciso", apuntó Tornarolli.

El coordinador del Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma, Luis Campos, postuló que en el informe que se conocerá esta semana "pesa de la misma manera enero que junio, cuando los precios no estaban desatados y la situación de ingresos no estaba tan complicada; hoy todavía es peor".

"Este semestre actual pinta para ser el peor en mucho tiempo, con niveles inflacionarios mucho más elevados. La pobreza medida por ingresos va a ser fuerte, a menos que suban mucho los ingresos. El tercer trimestre es muy malo y no hay señales claras de que esto se corte", siguió.

Hacia adelante, Campos planteó que la reversión del crecimiento de la pobreza dependerá de la respuesta del Gobierno.

"Se volvió a hablar de que está en análisis un plan de estabilización, que tendría muchas características con componentes clásicos como ajustes fuertes nominales en el tipo de cambio y los servicios públicos, lo que sería un plan de shock pero no tanto, con la idea de que en el corto plazo se genera salto en los precios para después congelar todo y reducir la inflación", describió. El costo de estabilizar la economía, cree el investigador de la CTA Autónoma, sería "generar una nueva caída del salario real y un incremento de la pobreza".

"Los bonos a jubilados y los refuerzos de asignaciones familiares son paliativos. Si no estuvieran, el panorama sería peor, pero no alcanza, no cambian la dirección de la pendiente", completó Campos sobre lo que puede hacer el Gobierno para cambiar el cuadro.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.