La oposición le reclama a Alberto que retire el proyecto de reforma judicial del Congreso

El oficialismo acusa a Juntos por el Cambio de paralizar la actividad en el Congreso. El presidente del interbloque en Diputados Mario Negri argumenta que un proyecto de semejante envergadura debería debatirse de forma presencial, no remota. 

El proyecto de reforma judicial impulsado por el presidente Alberto Fernández puso en vilo el futuro de las sesiones virtuales en la Cámara de Diputados. Juntos por el Cambio pide que se retoque el protocolo que rige las sesiones telemáticas (que venció el viernes) y que el proyecto para diluir el poder que hoy concentran los 12 tribunales de Comodoro Py vuelva a foja cero y que se redacte uno nuevo y consensuado. El Frente de Todos los acusa al principal espacio opositor de querer paralizar el Congreso.

El Presidente debería retirar el proyecto de ley de reforma judicial y comenzar de cero en la búsqueda del consenso, elegir entre todos qué se quiere reformar de la Justicia -en el marco de ese consenso- y después ver cuándo se envía el nuevo proyecto al Congreso , planteó Mario Negri, presidente del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, a través de un comunicado.

El mensaje que pronunció el cordobés responde a las acusaciones provenientes del oficialismo: “Juntos por el Cambio quiere paralizar el Congreso . Es que lo acusan de no querer renovar el protocolo de las sesiones virtuales, lo cual se traduce en que la Cámara baja no puede sesionar, ni pueden dictaminar las comisiones.

“Nosotros no estamos en contra de que el Congreso trabaje, lo hemos estado haciendo, lo seguiremos haciendo. Creemos que hay que ir recobrando la normalidad, con los protocolos de sesión que corresponden, que se vayan adaptando , explicó Negri en ese mismo sentido.

Según pudo saber El Cronista, la intención de JxC es que no se renueve el protocolo que regula las sesiones virtuales que se venía usando hasta ahora, y que regía por 30 días. En su lugar, apuestan a una nueva modalidad. Que, en lugar de un mes, la modalidad se renueve semana a semana para tratar solo temas acordados.

En el comunicado difundido esta mañana, el radical también acota: “Creemos que los temas de trascendencia institucional, que son estructurales, que son de largo debate, que pueden tener muchos dictámenes de minoría, que significan discusiones, polémicas y votaciones divididas, hay evitar tratarlos en sesiones remotas. Todos los Parlamentos que se han puesto de ejemplo para lo único que sesionan es para votar leyes de consenso vinculadas al coronavirus .  

Desde su cuenta de Twitter, el cordobés se valió de las palabras del canciller Felipe Solá para reforzar su postura: “El canciller Solá reclama que la votación del BID se postergue por la pandemia y se haga luego de forma presencial, por ser crucial para la región. En JxC pedimos que la #ReformaJudicial se debata presencialmente en el Congreso. Será una votación crucial para la República .

 

Queremos que se postergue hasta marzo la Asamblea que elegirá al nuevo presidente del BID. Estamos inmóviles por la pandemia y una elección crucial debe hacerse en forma presencial, como corresponde. Mantenemos a nuestro candidato, Gustavo Beliz.

— Felipe Solá (@felipe_sola) August 10, 2020

 

“Lo que vemos es falta de sentido de oportunidad. Tenemos que poner la energía para ver cómo salimos de la pandemia, que no sabemos cuándo termina. Sabemos que el PBI va a caer 10 puntos y se habla de una reforma judicial que va a costar 3.000 o 4.000 millones de pesos, casi como si fuera a comprar caramelos .

Por otra parte, el diputado argumentó: “Estamos yendo a la aplicación del sistema acusatorio en todo el país, con el Código Procesal Penal. Esto exige más fiscales, no más jueces. Y vemos que la propuesta del Gobierno es designar 300 jueces más, cuando además retiró los pliegos de 200 del Senado hace ocho meses y no los volvió a enviar .

"Esto nació nonato, mal, porque una reforma judicial de esta magnitud precisa consenso. Observamos que la agenda privada de la Vicepresidenta, por sus problemas con la Justicia, pasó a ser la agenda pública del Gobierno. Esto es sólo una reforma penal, que nada beneficiará al ciudadano de a pie, por eso la gente sospecha , remató el jefe de Juntos por el Cambio en Diputados.

Mientras tanto, el texto sigue siendo debatido en comisión en el Senado. Y, tal como se había propuesto el oficialismo, la iniciativa podría recibir media sanción antes de fin de mes, momento en el que quedaría listo para ser tratado en Diputados.

Paralizar el Congreso

Desde el oficialismo, cuestionan que, con esta postura, Juntos por el Cambio “paraliza el Congreso y que, en el corto plazo, bloquea el debate (además de la reforma judicial) de dos iniciativas que resultarían clave en el marco de la pandemia.

Por un lado, un proyecto impulsado por esa propia bancada, que pretende aliviar la situación de propietarios e inquilinos de locales comerciales. Ante este planteo, desde JxC responden: “Es mentira que ellos hayan querido tratarla y señalan que la comisión de Legislación General, que debería haberse reunido para abordar el asunto, “no ha estado sesionando .

Las sesiones virtuales, en vilo.
El viernes venció el protocolo que regula las sesiones virtuales.

En tanto, otra ley que el oficialismo considera “importante tiene que ver con un proyecto de ley para apuntalar a uno de los sectores más golpeados por la cuarentena: el Turismo. En este sentido, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, había patrocinado el proyecto que tiene como autor a Ramiro Fernández Patri. Pero el texto quedó trabado en la etapa de debate en comisiones, y jamás avanzó.

El Senado tomó la delantera en el asunto, con una propuesta “superadora a la de Lammens, que mañana podría recibir media sanción en el Senado, y luego ser girada a la Cámara que preside Sergio Massa.

Por ahora, el presidente de Diputados no convocó a los jefes de bloque para definir cómo avanzará la Cámara, luego de que el viernes el protocolo de sesiones virtuales quedara caduco.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios