DECRETARON LA BANCARROTA DE LA FIRMA QUE MANEJABA EL TREN SARMIENTO

La Justicia declaró la quiebra de TBA y hay alerta entre familiares de Once

Hay temor por las indemnizaciones a las víctimas. No obstante, el padre de Lucas Menghini dijo que "lo importante es condenar penalmente a los responsables"

La jueza Paula María Hualde decretó ayer la quiebra de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), a cargo de la concesión del ferrocarril Sarmiento cuando se produjo la Tragedia de Once en 2012, decisión que generó preocupación en buena parte de los familiares de las víctimas respecto a los reclamos indemnizatorios que la firma del clan Cirigliano debe responder. No obstante, otro sector de los damnificados asegura que el interés primario es resolver la causa penal y que de todos modos la responsabilidad de la tragedia que generó 51 muertos y 789 heridos le cabe al Estado.

Desde las querellas de algunos familiares de las víctimas sostuvieron que es sospechoso que la quiebra se haya declarado en este momento, en medio del juicio oral para esclarecer la responsabilidad de lo ocurrido, con funcionarios, empresarios y el motorman Marcos Córdoba sentados en el banquillo. La decisión la tomó la jueza Hualde, aunque la quiebra de la empresa que controlaba Cometrans ya había sido declarada en dos oportunidades, aunque luego la empresa fue salvada.

Según informó el sitio web "Soy Ferroviario", tras el siniestro del 22 de febrero de 2012, el Ministerio de Planificación Federal dispuso la intervención administrativa, técnica-operativa de la firma que presidía Claudio Cirigliano, quien fue autorizado en mayo de este año por el Tribunal Oral Federal 2 a no concurrir a las audiencias de testigos del juicio por la tragedia, al igual que el ex secretario de Transporte de la Nación Ricardo Jaime.

Cuando se conoció el fallo de Hualde, se empezó a dudar sobre qué sucederá con las indemnizaciones a los familiares, que vienen denunciando desde hace tiempo que no recibieron ningún tipo de sustento económico de parte del Estado. Según un abogado querellante que había comenzado a negociar con la empresa extrajudicialmente reportó que "momentáneamente" están "congeladas las negociaciones debido a la quita de concesión de TBA".

La postura de Paolo Menghini, padre del fallecido Lucas Menghini Rey, y de otros familiares, es diferente. "Para nosotros es secundaria la cuestión civil, ya que primero queremos ver condenados penalmente a los responsables", le dijo Menghini a El Cronista. Además resaltó que, pese a la quiebra de TBA, la responsabilidad siempre "la tendrá el Estado". Su hermano y abogado Leonardo Menghini, ratificó que "el grupo de familiares querellantes que están bajo mi querella dejan en segundo plano la acción civil". El letrado reconoció, no obstante, que la quiebra de TBA puede afectar "a quienes tenían una urgencia para llegar a un acuerdo rápido, esto los puede perjudicar".

El juicio por la Tragedia de Once comenzó en marzo pasado, y entre los principales procesados figuran el maquinista Marcos Córdoba y los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi. También están siendo enjuiciado los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, titulares de la quebrada TBA, a quienes el Gobierno les quitó la concesión del servicio tres meses después de que se produjera el siniestro.

Tags relacionados