La Justicia alivió la multa sobre la indemnización ante el pago parcial

El empleador debe pagar al trabajador una multa de 50% de la indemnización por despido por no pago en término, pero si la infracción es parcial, el fuero laboral dijo sólo es sobre lo adeudado 

Las condenas de los jueces del fuero laboral apuntan a que la multa especial por pago insuficiente y fuera de término de las indemnizaciones por despido ya no sea hoy tan gravosa para las empresas como en los primeros tiempos de su vigencia en el año 2000.

El ley prevé que el juez laboral puede condenar al empleador a abonar un incremento indemnizatorio al trabajador, de 50% de los rubros "indemnización por antigüedad", "indemnización sustitutiva del preaviso", e "integración del mes de despido".

Para que proceda la condena en sede judicial, debe darse alguno de los siguientes supuestos, enumeró Ana Carolina Piatti, de Bruchou, Fernández Madero & Lombardi:

  • El empleador despidió sin causa al trabajador sin abonarle la liquidación final por despido habiendo vencido el plazo de cuatro días hábiles para el pago.
  • El trabajador se consideró en situación de despido indirecto y demostró que existió injuria del empleador para darse por despedido. Además, intimó al empleador en forma fehaciente al pago de las indemnizaciones, y éste no lo hizo efectivo.

Piatti planteó cómo debe calcularse esta multa especial, según los jueces, en caso de que el empleador no adeude al trabajador el total de las indemnizaciones por despido sin causa, sino únicamente diferencias indemnizatorias.

O sea, si el empleador abonó al trabajador un monto insuficiente y el empleado inicia un juicio laboral por las diferencias indemnizatorias.

La ley que creó esta multa fue sancionada en 2000, y durante un tiempo se consideró que la intención del legislador fue que el incremento indemnizatorio, en caso de reclamo por diferencias indemnizatorias, debía ser calculado como si el empleador no hubiera abonado al trabajador suma alguna por el despido, precisó Piatti.

No obstante, desde entonces, la jurisprudencia de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo de la ciudad de Buenos Aires se manifestó sobre el alcance que debe otorgarse a la multa especial en el supuesto que se reclamen diferencias indemnizatorias a favor de las empresas.

Los fallos dictados por las distintas Salas de la Cámara del Trabajo sentaron que la multa especial del 50% debe calcularse solamente sobre el monto reclamado por el empleado en concepto de diferencias indemnizatorias, indicó Piatti.

"Para calcular la multa, únicamente debería considerarse el valor que resta ser abonado al trabajador, y no el 50% sobre el monto que le fue oportunamente pagado al momento del despido, según varios fallos", explicó Piatti.

En consecuencia, se decidió que el incremento indemnizatorio está contemplado para sancionar la demora del empleador, quien pese a haber sido intimado no abonó las indemnizaciones por despido.

"Sin embargo, en caso que el empleador únicamente adeude diferencias indemnizatorias originadas en un despido, dicho incremento se calculará sobre la parte de la deuda aún no abonada por el empleador", enfatizó Piatti.

Tags relacionados
Noticias del día