INFLACIÓN IMPARABLE

Índice "grande de muzza": la impresionante suba por encima de la inflación de este clásico argentino

Un relevo hecho por economistas del partido Integrar muestra la inflación y la distorsión de precios entre establecimientos gastronómicos de 11 barrios porteños. La pizza más cara se vende a $ 2200 en Coghlan mientras que la más barata está en Boedo, a $ 500.

La pizza es una de las comidas más emblemáticas de la gastronomía porteña y está presente en todos los puntos de la ciudad. Sin embargo, en los últimos años la inflación también se expandió y llegó a los menús de las pizzerías: la variedad más pedida, la grande de Muzzarella, vale un 143% más que hace dos años y ya supera los mil pesos en promedio.

La cifra surge de un informe hecho por el equipo económico del partido Integrar, del ex legislador Daniel Amoroso, en la que dio cuenta de la dispersión y distorsión del valor de ese mismo producto en 11 barrios de la ciudad, como por ejemplo en Saavedra, donde la brecha de precios supera el 200% entre dos pizzerías con tan solo trece cuadras de diferencia entre una y otra.

Se viene un festival para probar las pizzas más raras y originales de Buenos Aires: son tres días con combos a $ 600

Inflación: demostró que un alquiler en Palermo cuesta lo mismo que un par de zapatillas y se hizo viral

El relevo consigna también el mismo fenómeno, aunque con menor reverberación, en otros productos como el pan y la docena de facturas. La muestra se realizó en más de 80 comercios de 11 barrios de la ciudad y fue efectuada de manera presencial y telefónica, entre el 4 y 8 de abril.

"Este trabajo buscamos hacerlo todos los años para tener un pulso real de los precios. La escalada de precios se debe al aumento de costos de toda la cadena de valor de este producto y es un fiel reflejo de la distorsión de precios que una pizza de muzzarella valga lo mismo que un mes del servicio de luz de la casa de familia tipo en Saavedra y se necesitan poder comprar al menos 30 pizzas por mes para no ser indigente, algo claramente no anda bien", explicó Amoroso.

LA PIZZA PROMEDIO EN BUENOS AIRES YA ESTÁ ARRIBA DE LOS MIL PESOS: LA VARIACIÓN POR LOS BARRIOS

La pizza típica de muzzarella, de la Ciudad de Buenos Aires se encuentra en el orden de los $ 1085,75; según consignó el informe de Integrar.

Entre los barrios relevados con las pizzas más caras con respecto a un informe similar hecho hace dos años atrás son Caballito (176%), San Nicolás (200%) y Saavedra (238%); mientras que Villa Urquiza (57,7%), Palermo (100%) y Núñez (113,2%) mostraron menor diferencia.

En lo que a precio refiere, la pizzería Primera Parada, ubicada en el barrio de Coghlan, tiene la grande de ocho porciones más cara del informe con $ 2200. Aun así, Recoleta es la que tiene la 'grande de muzza' promedio más cara de los 11 distritos barriales, con $ 1210.

Del otro lado se encuentra La Toscana de Caballito, que ofrece su producto a unos módicos $ 470, costando casi cinco veces menos que la de Primera Parada. El barrio de Boedo, por su parte, ofrece la pizza promedio más barata, al costar $ 847.

Paritarias e inflación: fuerte advertencia de la CGT por la suba de precios y el deterioro de los salarios

Inflación: demostró que un alquiler en Palermo cuesta lo mismo que un par de zapatillas y se hizo viral

LA DOCENA DE FACTURAS Y EL PAN

La dispersión es menor en el caso de ambos productos de típicos en las confiterías y panaderías porteñas.

En promedio, los barrios porteños con la docena de facturas más caras están en Villa Urquiza ($ 829), Belgrano ($ 804) y Coghlan ($ 803); mientras que las más baratas se encuentran en Boedo ($ 620), Devoto ($ 660) y Caballito ($ 700).

El barrio de Coghlan, ubicado en la Comuna 13, se volvió a destacar por tener la panadería más cara de la Ciudad, Amasadero-Panadería Urbana, que vende la docena a $ 1100. Por su parte, Las Delicias de Boedo, marcó las cifras más baratas del informe, vendiendo las doce facturas a $ 500.

El kilo de pan promedio en la Ciudad de Buenos Aires varió entre $ 476 del barrio de Villa Urquiza y los $ 300 de Boedo. Mientras que las panaderías más baratas se ubicaron en el orden de los $ 300 en la mayoría de los casos, el establecimiento Pandanés, ubicado en Belgrano, consiguió ubicarse en lo más alto del relevo al vender el kilo a $ 648.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.