PERSPECTIVAS

Dejó de llover y se resienten las proyecciones de las cosechas de soja y maíz

Desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantienen la estimación de 46 millones de toneladas para ambas, pero si no mejora la oferta hídrica los rendimientos tenderán a la baja.

Elevadas temperaturas y freno de las precipitaciones que se venían dando en amplias zonas del país, ponen en duda ahora los rendimientos y previsiones de cosecha de varios cultivos.

En el caso de la soja, con una proyección previa de 46 millones de toneladas (MTn) en la presente campaña, no se descarta una estimación a la baja, indicó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

En su Panorama Agrícola Semanal, la entidad sostiene que "se agrava la condición de los cultivos tardíos y de segunda en pleno período crítico". Es el caso de la soja y también del maíz, una situación que podría tener impacto en los rendimientos.

Respecto de la soja, la interrupción de las precipitaciones, sumada a las elevadas temperaturas de los últimos siete días, ponen presión sobre el estado del cultivo en gran parte del centro y sur del área sembrada.

El análisis de la BCBA destaca que "dichas condiciones no solo aceleran las mermas en los rendimientos, sino que también comprometen el área cosechable de soja de segunda para la presente campaña".

Los lotes más afectados por la menor oferta hídrica están ubicados en el centro-este de Entre Ríos y el norte de La Pampa-oeste de Buenos Aires.

Es que además de la escasa disponibilidad hídrica se suman ataques de plagas (trips y arañuelas), propios de ambientes secos, y ciertas malezas como yuyo colorado y rama negra. 

Pese a registrar lluvias puntuales sobre el Sur de Córdoba, Núcleo Norte, Centro-Norte de Santa Fe y Centro-Este de Entre Ríos, importantes sectores del centro y sur del área implantada dependen de las precipitaciones en el corto plazo para frenar el deterioro.

En cuanto al maíz, teniendo en cuenta que casi el 85% del área sembrada con destino grano comercial "transita alguna de las fases críticas de generación de rendimiento", la caída en la condición hídrica, y su consecuente réplica en la condición del cultivo, "podría impactar sobre el potencial de rinde a cosecha", señala la Bolsa de Cereales porteña.

Si bien la estimación de producción nacional para esta campaña se mantiene en 46 MTn, esto es 5,5 MTn menos que el ciclo anterior, (51,5 MTn), "no se registraron lluvias de importancia en el este del país mientras los planteos tardíos transitan el período crítico", enfatiza la entidad.

En la última semana la zona oeste del área agrícola registró buena cantidad de lluvias, no así el este donde el combo de altas temperaturas y escasas precipitaciones "podría afectar el rinde potencial del cereal de persistir durante la próxima semana", precisó la Bolsa.

El caso del girasol reviste menos gravedad. Si bien la condición hídrica y del cultivo muestra un ligero retroceso, el rinde promedio a nivel nacional se ubica en 20,9 qq/ha (quintales por hectárea), lo que "permite mantener la proyección de producción en 2,7 MTn", destaca el informe.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios