La cuarentena y la crisis recortarán este año la recaudación en $ 540.000 millones

Los ingresos tributarios del año oscilarían entre $ 6,55 billones y $ 6,6 billones según las estimaciones privadas, muy por debajo de los $ 7,14 billones que se esperaba el 29 de diciembre de 2019. Esta pérdida explicaría el 30% del déficit fiscal primario esperado para este año.

La pandemia del coronavirus, la cuarentena de ocho meses de duración y el severo agravamiento de la recesión consiguiente habrá privado al Gobierno de recaudar entre $ 540.000 millones y $ 600.000 millones en todo el año, lo que equivale a más de 2,2% del PBI, lo que contribuyó a que se profundice aún más el déficit fiscal primario.

Esta proyección, a un mes de que termine un año en el que la economía argentina caerá entre 11% y 12% del PBI, surge de contrastar las previsiones de fines de 2019 por parte de la Oficina del Presupuesto del Congreso (OPC) con los pronósticos actuales de las principales consultoras y centros de estudios.

En su informe del 28 de diciembre de 2019, con la Ley de Solidaridad ya sancionada, la OPC auguró que la recaudación de todo el año alcanzaría los $ 7,14 billones, cuando todavía nadie imaginaba que el año estaría atravesado por la propagación a escala global del virus chino. En contrapartida, los ingresos tributarios terminarán entre $ 6,55 y $ 6,6 billones, según las estimaciones privadas, lo que arroja un saldo negativo resultante de entre $ 540.000 millones y $ 600.000 millones.

Debido a que el déficit fiscal primario esperado para todo el año totaliza $ 1,875 billones según el relevamiento de expectativas macroeconómicas (REM) del Banco Central (BCRA) de la semana pasada, esta 'pérdida' de ingresos explicaría casi un 30% del rojo en las cuentas públicas de 2020

Esto implicaría que la recaudación de diciembre, último dato que falta conocer de 2020, acabe con un incremento de entre 30% y 35% respecto al mismo mes del año anterior, en línea con la dinámica de los últimos tres meses en los que el ritmo del incremento de los ingresos tributarios empataron con la inflación del período, una recuperación de este indicador respecto a los meses de cuarentena en los que subían 20 puntos menos que lo que lo hacía el índice de precios del Indec.

De todas maneras, se trata de una mejoría en términos globales, dado que los vinculados a la actividad como el IVA o el impuesto al Cheque siguen con fuertes pérdidas reales por las restricciones que todavía imperan, mientras que lo ingresado por retenciones a las exportaciones viene en baja por la incertidumbre cambiaria reinante, todo en el marco de la crisis económica.

Pero este 'costo' en la recaudación está fuertemente morigerado por el éxito que tuvo el impuesto PAIS que gravó la compra de dólares a los ahorristas y los gastos con tarjetas de crédito, dado que no fue tenido en cuenta en la proyección de fines de 2019, cuando el tributo recién había sido creado. 

En los 11 primeros meses del año inesperadamente embolsó más $ 127.000 millones y, si sigue la evolución de los últimos dos meses signados por el endurecimiento del cepo cambiario, superará los $ 136.000 millones. Es decir, si no se contabilizara el impuesto PAIS como no se hizo en la previsión de diciembre, la sangría recaudatoria rebasaría los $ 700.000 millones y se acercaría a 3% del PBI. 

De todas formas, la privación del Fisco es menor a la que se esperaba a fines de julio, en medio del fragor de la cuarentena, cuando la OPC proyectó que en el año la recaudación alcanzaría $ 6,3 billones y la 'pérdida' rondaría los $ 840.000 millones.
 

Por el lado del gasto, hasta el 5 de octubre el Gobierno movilizó 3,9% del PBI en gastos de asistencia por la pandemia: 3,5% del producto corresponde a un incremento de las erogaciones y un 0,4%, a la resignación de ingresos. Teniendo en cuenta que una buena parte de los subsidios enflaquecieron desde entonces, la suma al final del año terminará siendo levemente mayor.

Por ejemplo, el programa de Asistencia al Trabajo y a la Producción de noviembre exigió partidas por $ 10.000 millones, cuando en los momentos de restricciones más críticas insumía en promedio cerca de $ 45.000 millones por mes.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios