LA CÚPULA SINDICAL SE REUNIR LA PRÓXIMA SEMANA PARA EVALUAR UN PARO

La CGT desconfía del acuerdo y espera por la respuesta opositora

"Tardío y electoralista". Así, en la intimidad, la conducción de la CGT evaluó ayer el llamado del Gobierno para avanzar en un acuerdo destinado a calmar la incertidumbre de los mercados ante las próximas elecciones. Pese a esa opinión, ampliamente compartida por los dirigentes de la primera línea sindical, la central demorará un pronunciamiento formal sobre la invitación al diálogo realizada por el presidente Mauricio Macri a través de una carga y aguardará el pronunciamiento de los principales referentes de la oposición. "Una vez que se expresen los políticos fijaremos nuestra posición", deslizó ayer a este diario un miembro de la cúpula cegetista.

La decisión fue consensuada ayer en el marco de un encuentro de la denominada mesa chica de la central obrera que tuvo lugar en la sede del sindicato de UPCN. Allí se analizaron los objetivos del Gobierno con la convocatoria formulada a los precandidatos presidenciales, las cámaras empresarias, la Iglesia, los gobernadores y a la propia CGT. Y varios dirigentes no ocultaron su desconfianza con la invitación de la Casa Rosada. "Es algo muy tardío, extemporáneo que solo parece tener un objetivo electoral", consideró un gremialista y, si bien reconoció que la central reclama desde hace tiempo un llamado al diálogo, la propuesta sindical apunta a un esquema más amplio, bajo el esquema de un consejo económico y social. "Esto es otra cosa, no lo que pedíamos", remarcó.

Por otra parte, los sindicalistas acordaron convocar para el próximo martes a una reunión del consejo directivo de la entidad con el propósito de evaluar el complicado escenario económico, la aceleración de la inflación y la marcha de las negociaciones salariales. En esa línea, las voces gremiales admitieron que se conversará sobre la posibilidad de avanzar con un nuevo paro general para el mes de junio.

Tags relacionados
Noticias del día