POBREZA E INDIGENCIA

La canasta mínima para no ser pobre creció 4,2% en enero, por arriba de la inflación

Se ubicó en 56.459 pesos para una familia integrada por dos adultos y dos menores.

No es novedad que los precios de alimentos y bebidas vienen acelerando a un ritmo mayor que la inflación, impactando sobre todo en los sectores más vulnerables. 

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), que mide el umbral de la indigencia, se ubicó en $23.722 para una familia de cuatro integrantes, dos adultos y dos menores residentes en el Gran Buenos Aires. La CBA registró un incremento del 4,6% en enero en relación a diciembre y acumula 44% en relación al enero de 2020.

El avance de los precios de la canasta básica alimentaria, tuvo un incremento de siete décimas por encima de la inflación medida por el Indec para el primer mes del año.

La canasta básica alimentaria incluye un mix de productos que van desde pan, galletas de agua y dulces, arroz, carne vacuna, legumbres, frutas y hortalizas, quesos, huevos y leche, entre otros.

Por su parte, la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos básicos incorpora algunos servicios como transporte, educación o salud, se ubicó en 56.459 pesos para una familia integrada por dos adultos y dos menores, un aumento del 4,2% en relación al mes precedente. 

Éste es el límite que marca el nivel de la pobreza y en los últimos doce meses registró un salto del 39,8%, casi cuatro puntos porcentuales más que la inflación que cerró el 2020 con un incremento del 36,1%.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios