Deuda externa

Argentina pagará al FMI u$s 300 millones mientras espera cerrar acuerdo en otoño

El Gobierno abonará la semana próxima un vencimiento de intereses. Las conversaciones para extender plazos y reducir la tasa de interés se retomaron, pero falta definir el esquema de financiamiento del déficit fiscal.

La Argentina le pagará la semana que viene al Fondo Monetario Internacional (FMI) un vencimiento de intereses cercano a los u$s 300 millones, al tiempo que mantiene el diálogo técnico para dar luz a un nuevo programa de Facilidades Extendidas (EFF, por sus siglas en inglés), que podría definirse en el inicio del otoño.

Así lo confirmaron a El Cronista las fuentes oficiales consultadas. El primer vencimiento de intereses del 2021 opera este lunes 1 de febrero y es por la suma exacta de 218,7 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG o SDR, por sus siglas en inglés), el activo internacional del organismo que está compuesto por una canasta de monedas de los países con mayor representación en el Directorio: el dólar (de Estados Unidos), el euro (con Alemania y Francia como los principales accionistas en la Unión Europea), la libra esterlina (del Reino Unido de la Gran Bretaña), el yen (de Japón) y el renminbi o yuan (de China).

A la cotización de ayer, los intereses que se desembolsarán la semana próxima equivalen a u$s 315 millones (que saldrán de las reservas del Banco Central -BCRA-), aunque la cifra podría ser mayor si el dólar se continúa depreciando o menor si vuelve a fortalecerse, lo que dependerá de la política fiscal y los estímulos monetarios que decida el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Con el esquema original de amortizaciones, en todo el año la Argentina debería abonar al FMI SDR 3606 millones o casi u$s 5200 millones, de los cuales u$s 3800 millones corresponden al capital del préstamo Stand By (SBA, por sus siglas en inglés) tomado en 2018.

Más adelante, la Argentina afrontará entre el 30 de abril y el 1 de mayo otro vencimiento de intereses cercano a u$s 300 millones, mientras que las amortizaciones de capital empiezan a operar el 22 de septiembre y el 22 de diciembre.

Ya para esa fecha el Gobierno espera tener listo un nuevo programa que extienda los plazos por 10 años y que permita comenzar a pagar el capital total de la deuda (en torno a los u$s 46.000 millones) recién a partir de 2025.

Todo apunta a que en el otoño se acelerará el diálogo y habrá un desenlace. En mayo, la Argentina tiene que desembolsar u$s 2200 millones al Club de París, aunque el ministro de Economía, Martín Guzmán, también piensa una reprogramación y postergar ese vencimiento.

Además, se explora la posibilidad de reducir a la mitad la tasa que devenga el crédito, actualmente de 4,9%, para un 2,5% o menos, lo que impactará también en un ahorro de dólares en relación al esquema original de vencimientos de este año.

Las conversaciones técnicas giran en torno a los niveles aceptables de déficit primario y fiscal y las oportunidades concretas de financiarlos con deuda privada en pesos, préstamos de organismos internacionales, con la menor emisión monetaria posible.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios