Vuelta a clases

Kicillof calcula $ 700 millones extra para reemplazar a docentes en grupos de riesgo

Como un porcentaje de los maestros no podrá volver a clases en marzo, hasta tanto no estén vacunados, la provincia contratará sustitutos. "Es mentira que en 2020 no hubo clases", resaltó el gobernador bonaerense.

Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires, presentó esta mañana el plan para el regreso a la presencialidad en toda la provincia. Lo hizo en la ciudad de Pehuajó, acompañado por el intendente Pablo Zurro, el jefe de Gabinete bonaerense Carlos Bianco y la directora de Cultura y Educación Agustina Vila.

El planteo por el regreso a la presencialidad se había convertido en el mayor reclamo opositor durante las últimas semanas. Tal es así que el gobierno nacional cambió poco a poco su postura y aceleró los procesos para que se produzca una mayor vuelta a las aulas con el inicio del ciclo lectivo. Igualmente, se trata de una atribución de cada provincia, por lo que los mandatarios son quienes tienen la potestad.

Kicillof anunció que el 17 de febrero se continuará con la "intensificación del vínculo" presencial, sobre todo con aquellos alumnos que no habían podido continuar en contacto con las escuelas. Para lograrlo, especificó, se invirtieron $1400 millones para que los docentes pudieran acompañar a esos estudiantes.

Además, confirmó que el 1° de marzo se regresará a una "presencialidad segura" en las clases, en referencia a los protocolos y los cuidados que se implementarán. "Nada puede ser igual a lo que era antes. Eso sería ignorar la realidad y lo que pasa en todo el planeta", sostuvo el gobernador.

En cuanto a las adaptaciones para lograr el regreso a las aulas, Kicillof recordó que un porcentaje del personal educativo es población de riesgo, por lo que en esta primera instancia estará dispensado y no concurrirá. Por eso es que se declararon personal prioritario para recibir las vacunas cuando estén disponibles. En el mientras tanto, el gobernador estimó que serán necesarios $ 700 millones extra para sustituir a esos trabajadores que no concurrirán.

Igualmente, remarcó en reiteradas oportunidades que no se trata de un regreso a las clases, sino a la presencialidad. "Basta con decir ´que vuelvan las clases´. En 2020, en plena pandemia, hubo clases en la provincia de Buenos Aires".

En este sentido, recordó que hicieron "muchísimas cosas" para mantener las clases. Incluso comparó la realidad de la provincia con "algunas jurisdicciones que tienen calles de asfalto en todas las cuadras o internet en todos los rincones".

Mientras tanto, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, aseguró que "los protocolos serán los que garanticen un regreso seguro a clases". En esa línea, consideró fundamental que se vacunen los docentes de los distintos niveles educativos, que estimó en 350.000 en todo el país. El funcionario nacional se encuentra aislado después de haber tenido un contacto estrecho con una persona que dio positivo de covid-19.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios