Juntos por el Cambio ya piensa en las elecciones y empiezan las disputas

Cuáles son las estrategias que se están desarrollando en el principal espacio opositor. Ampliar el espacio y contener a todos es el objetivo para derrotar al oficialismo. Qué nombres propios pueden jugar.

"Estamos de pie". Mauricio Macri le habló ayer a la militancia de su partido a modo de arenga. Es consciente de lo que se juega este año: se elegirán 127 diputados y 24 senadores nacionales. Además del nuevo reparto en el Congreso que se puede generar, serán elecciones clave para mostrar las fortalezas y debilidades tanto del oficialismo como de la oposición. En Juntos por el Cambio lo saben y por eso es que planean jugar fuerte y tratar de incluir en las listas a los mejores nombres disponibles.

Por un lado, se buscará fortalecer internamente la alianza. La actual configuración muestra dos grandes espacios: Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Cualquier fuga de dirigentes (y votos) puede ser determinante. Los casos de Florencio Randazzo en 2017 o de José Luis Espert y Juan José Gómez Centurión en 2019 fueron grandes complicaciones para una y otra alianza.

En Juntos por el Cambio lo saben, y por eso es que se busca contener desde todos los rincones y tratando de que no se pierda por otro lado. Un posible riesgo de fuga es por derecha: la avanzada libertaria, que promete más de lo que obtuvo hasta el momento. Quien busca en la "pecera" de los libertarios, según sus términos, es Patricia Bullrich, presidenta del Pro.

El otro espacio que tensionó es el filoperonista. Mauricio Macri se cruzó hace unos meses públicamente con Emilio Monzó. Elisa Carrió apuntó a un pacto entre el extitular de la Cámara de Diputados con Sergio Massa y Máximo Kirchner, para "infiltrar" a peronistas en listas de Juntos por el Cambio que respondan al Frente de Todos. Mientras, Nicolás Massot, ladero de Monzó, pide reglas claras para jugar por adentro.

En este doble objetivo de contener y atraer, el otro nombre propio que aparece es el de Margarita Stolbizer. La presidenta del GEN, de origen radical, tuvo una fallida alianza con Massa y quedó relegada en el escenario político. Si se consolida un escenario polarizado, puede ser tentada a incorporarse al espacio. Tiene un buen vínculo con María Eugenia Vidal, aunque rechaza acercarse a Macri.

En el mismo espectro ideológico aparece el socialismo santafesino. Después de perder la gobernación tras doce años de gestión, buscan recomponerse y recuperar poder. Allí los radicales se encuentran divididos y pueden ser un puente: algunos se sentían más cómodos en el antiguo Frente Progresista que en el acuerdo con el Pro. Juntos por el Cambio renueva un senador -Carlos Reutemann- y aspira a ganarle al peronismo para mejorar su representación.

Otras dos provincias importantes que renuevan senadores son Córdoba y Mendoza. En la provincia cuyana no hay mucho para negociar en el caso de que Alfredo Cornejo decida postularse. El diputado nacional y presidente del radicalismo conserva una buena imagen dos años después de haber dejado la gobernación. Si bien no le atraen los cargos legislativos, sabe que una victoria allí podría posicionarlo de cara a las ejecutivas de 2023. Ya sea para volver a la gobernación o para integrar una fórmula presidencial.

En Córdoba, en cambio, las fuerzas están más repartidas. El radical Mario Negri, jefe del Interbloque en Diputados, sueña con cambiar de cámara, pero el PRO no se la va a hacer fácil, ya que es una de las mayores apuestas para trascender la ciudad de Buenos Aires. El vínculo de Macri con la provincia es incontrastable: le dio el triunfo en 2015 y mantuvo un fuerte apoyo en 2019, con más de 60 puntos en la primera vuelta.

Mientras, en la zona metropolitana llegarán las mayores discusiones. Elisa Carrió ya hizo valer su domicilio en Exaltación de la Cruz para jugar en el distrito más poblado del país. El radicalismo tiene una sola carta fuerte, Facundo Manes, quien todavía no se decide. Habrá que ver si repite su condición de encabezar la lista legislativa como en el anterior turno, lo que atentó contra su lanzamiento. Está claro que si María Eugenia Vidal desea competir nadie le hará sombra para ser el primer nombre de la boleta.

Pero la exgobernadora mantiene su perfil bajo y no revela sus intenciones. Si bien un buen resultado podría fortalecerla, no le hace falta pasar por 2021 para llegar a 2023. Hasta se especula con su regreso a las listas porteñas. Allí también se especula con la aparición de nombres importantes, como el de la propia Bullirch. También ejercerá influencia Horacio Rodríguez Larreta. Hoy aparece como el mejor posicionado de cara al lejano 2023 y buscará mantener ese lugar.

Quien buscará negociar lugares para su espacio es Martín Lousteau, ya que tiene mandato en el Senado y no se postulará. Pero las bancas que se renuevan son las de 2017 en Diputados. En ese entonces, Evolución fue por afuera de Cambiemos. Si bien quedó en tercer lugar y consiguió dos diputados, permitió que obtengan 10 de las 13 bancas de forma combinada. Este año irán juntos, por lo que es muy difícil que se puedan renovar los diez diputados.

Hay otras provincias que se llevan menos flashes pero que esperanzan a Juntos por el Cambio. Una es Chubut. A los problemas del oficialismo local se agrega que no se renueva ningún senador por esa provincia. El radical Gustavo Menna es el mayor aspirante. La otra es Corrientes, en donde además se elige gobernador, y Gustavo Valdés aspira a renovar su mandato.

Igualmente, continúa la incertidumbre respecto a la realización de las PASO. Varios gobernadores y oficialistas lo pusieron en duda a fin del año pasado. Si bien por ahora se mantiene el calendario, la situación epidemiológica podría influir. Desde Juntos por el Cambio creen que la suspensión los podría perjudicar. Es que existe la posibilidad de que haya distritos en los que no se llegue a un acuerdo, por lo que las primarias podrían actuar como un método pacífico de resolución.

A más de nueve meses de las elecciones, lo cierto es que aún no hubo una reunión de mesa chica para negociar los cargos y ver qué nombres propios pueden encabezar. Sin embargo, ya empezó la temporada de rosca.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios