Vacunatorio VIP: la oposición aumenta sus críticas y prepara un mensaje contundente

Los principales líderes de Juntos por el Cambio acordaron posiciones en medio del escándalo. El próximo miércoles brindarán una conferencia de prensa. Bullrich denunció que también se vacunaron los suegros de Massa.

"Si el enemigo se equivoca no lo distraigas" es una vieja frase que se atribuye a Napoleón Bonaparte. Si se cambia enemigo por adversario político, podría aplicarse a la situación que atraviesa Juntos por el Cambio en medio de los errores no forzados del Gobierno en torno a las vacunaciones irregulares.

Esta mañana, los miembros de la mesa nacional de Juntos por el Cambio se reunieron por videoconferencia, como hacen habitualmente lunes por medio. Durante los 45 minutos que duró el encuentro, el tema principal sobre el que dialogaron fue el escándalo del Vacunatorio VIP, como era previsible.

De los asistentes regulares, la única que no participó fue María Eugenia Vidal. Los que sí estuvieron fueron Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Cristian Ritondo, Alfredo Cornejo, Martín Lousteau, Mario Negri, Luis Naidenoff, Maximiliano Ferraro y Juan Manuel López.

El principal acuerdo logrado tras la reunión fue el de brindar una conferencia de prensa conjunta, planeada para el próximo miércoles. Todavía no se definió si se realizará de forma presencial o por videoconferencia. De cualquier modo, se trataría de un fuerte mensaje político: desde que Juntos por el Cambio es oposición, nunca se mostraron todos juntos y de forma cohesionada como planean para este miércoles. Tras varios meses de tensiones internas entre "duros" y "moderados", una foto en la que participen los principales dirigentes del espacio funcionaría como un mensaje político en sí mismo.

Si bien se esperan que estén todas las figuras clave del principal espacio opositor, incluido el ex presidente Macri, quien no participará es Elisa Carrió. La líder de la Coalición Cívica mantiene su política de no participar de encuentros con muchas personas, ya que es paciente de riesgo.

En definitiva, Juntos por el Cambio contradice el consejo de la máxima napoleónica y prepara los ataques en todas las direcciones. Además del movimiento coordinado, cada partido y cada dirigente lanza su ofensiva.

Patricia Bullrich, presidenta del PRO, apuntó hacia Sergio Massa. Lo acusó de haber utilizado su cargo para "vacunar a sus suegros cuando solo le correspondía al personal de salud". Luego amplió la acusación a Adolfo, padre del titular de Diputados. "Presidente Fernández, no es un error, es un sistema de privilegios del poder", consideró la ex ministra de Seguridad.

La Unión Cívica Radical, por su parte, emitió un comunicado firmado por todas las autoridades partidarias en el que se pronuncian "contra la inmoralidad de las vacunas VIP". Allí consideran que este tema es "la expresión más reaccionaria y elitista de una penosa gestión nacional de la pandemia".

En esa línea, consideran que todo el gobierno tenía conocimiento de lo que sucedía y que es responsable y recordaron que "prometieron 10 millones de vacunados para febrero". De esta forma, exigieron que se esclarezca "el sistema paralelo de vacunación". Pidieron que se publique el listado de vacunados y que los responsables den explicaciones ante el Congreso y la Justicia.

La Coalición Cívica también buscó tomar la iniciativa. El bloque de diputados nacionales presentó un proyecto de ley para que se prohíba que funcionarios, líderes políticos sociales y empresarios reciban la vacuna antes de que lo haga la población de riesgo. En este sentido, argumentaron que "el acceso a la vacuna contra el covid-19 es una cuestión de Derechos Humanos, derechos olvidados, como ocurre en Formosa en la actualidad. No puede ser la vacuna objeto de manejos clientelares o políticos".

Finalmente, los diputados de Juntos por el Cambio que integran la comisión de Salud pidieron que se cite al Congreso a la ministra Carla Vizzotti para que dé explicaciones sobre lo sucedido. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios