Deuda

Stiglitz habló para la Argentina: los ejes para la recuperación económica que marcó el Nobel

El Premio Nobel de Economía 2001 disertó este martes en la Convención Anual 2021 de Camarco y trazó los principales ejes que componen la agenda para el desarrollo sostenible y el escenario global.

Joseph Stiglitz, economista estadounidense y Premio Nobel de Economía 2001, sostuvo este martes al mediodía que "muchos países en América Latina tienen un nivel de deuda o resaca que no es sustentable ni sostenible". Y aseveró: "No va a haber una recuperación global fuerte si grandes fracciones del mundo están sumergidas en la deuda".

Sus declaraciones resonaron en la Convención Anual 2021 de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), uno de los eventos empresariales más destacados del año a nivel nacional. Allí, el actual profesor de la Universidad de Columbia dialogó virtualmente sobre el desarrollo sostenible y el escenario global con el especialista en finanzas Claudio Zuchovicki.

"Hay una gran incertidumbre acerca de la naturaleza de la recuperación global. No sabemos qué tan rápido se va a recuperar el mundo", lanzó el mentor del ministro de Economía, Martín Guzmán, al disertar del evento que combinó exposiciones presenciales y asincrónicas y se llevó adelante en el predio de Palermo de La Rural.

El economista señaló que "una fuente de incertidumbres" está vinculada con medidas de reanimación en los países avanzados. "Gastamos el 25% de nuestro PBI para ayudar a revivir la economía. Esto funcionó en Estados Unidos, ya estamos como estábamos antes de la pandemia. Y fueron tan efectivas las medidas tomadas durante el mandato de Joe Biden que a finales de 2021 se predice que estaremos mejor en EE.UU. de lo que estábamos al final de 2019; o sea que compensamos el tiempo perdido", destacó.

deuda y falta de recursos

Sin embargo, advirtió que los mercados emergentes de América Latina "no tienen los recursos" para participar en este tipo de reactivación económica. "Una de las preguntas del día de hoy es: ¿qué tan rápido estos países avanzados podrán establecer un fondo para asegurarse de que lo que no necesiten se pueda utilizar por los mercados en los países emergentes, en desarrollo, incluyendo Latinoamérica?", reflexionó.

Después, continuó, está "el problema de la resaca, el 'hangover'": la deuda que los países asumieron. Stiglitz fue uno de los principales activistas en la renegociación de deuda de la Argentina con los bonistas privados y ahora defiende el rol de Kristalina Georgieva al frente del FMI.

Stiglitz denuncia "intento de golpe en el FMI" contra Georgieva

"Los países asumieron medidas para resucitar la economía y los problemas económicos que arrasaron con las finanzas públicas, entonces muchos países en América Latina tienen un nivel de deuda o resaca que no es sustentable ni sostenible. La arquitectura internacional no fue diseñada de formas de permitir a los países gestionar esta estructura y reestructurar esta deuda. Y si las acciones adecuadas no se toman, estos países van a sufrir y mucho", alertó Stiglitz.

"Si esto sucede -prosiguió-, me preocupa la robustez de la recuperación global porque no va a haber una recuperación fuerte si grandes fracciones del mundo están sumergidas en la deuda y tienen dificultad para salir de esta deuda". Y deslizó: "América Latina estuvo en una posición terrible porque la enfermedad los afectó mucho y no pudieron responder en tiempo y forma. Y muchos países, aún antes de la pandemia, ya estaban sumergidos en un endeudamiento feroz".

Luego están también los problemas político-sociales, "los traumas que deja el Covid-19", como la falta de información, de compromiso, los cambios de reglas. Son problemas "muy preocupantes para nuestra sociedad" y varios de ellos "particularmente severos" en Latinoamérica, especificó. 

En ese eje subrayó: "América Latina tuvo de todas las regiones del mundo la más alta incidencia de la enfermedad, los más escasos recursos para la reactivación y en muchos países una economía deficiente".

inversión en infraestructura

A renglón seguido, el Premio Nobel esbozó: "Hoy voy a discutir por qué la infraestructura es una parte tan importante de la reconstrucción de las regiones. El 2019 no era ideal tampoco, estaba marcado por altos niveles de desigualdad y cambios climáticos con impacto negativo. Después de la pandemia existe la necesidad de proveer un mundo mejor del que teníamos antes de la pandemia y aquí es donde la inversión en infraestructura juega un rol importante".

Stiglitz, el mentor de Guzmán, expone esta semana en Argentina: cuándo y dónde mirarlo

La inversión en infraestructura es una medida de demanda que compensa por las debilidades del sector de servicios, "pero también expande la capacidad de producir", acotó, y añadió: "Es lo que podemos llamar una medida de política industrial (...) Una buena inversión en infraestructura ayuda a la economía a abordar la crisis climática, la de desigualdad, la falta de flexibilidad o resiliencia".

cambio climático

"Con el cambio climático tenemos la necesidad de ayudarnos y ayudar al mundo", sentenció, y en ese plano amplió: "Vamos a tener que dejar los automóviles seguramente en los países emergentes y los países en desarrollo; necesitamos usar más el transporte público sino no vamos a cumplir con nuestros compromisos para tener una huella de carbono baja".

El economista enfatizó que durante los últimos años "la naturaleza nos trató mal", con los huracanes, incendios, episodios extremos climáticos "que mostraron claramente las consecuencias de este cambio climático nefasto". Y en esa línea remarcó que "no nos deja hacer las cosas como las hacíamos antes".

Semana clave para Georgieva y el acuerdo de Argentina: el directorio analizó las denuncias de falseo de datos

"Podemos lograr la neutralidad de carbono para el 2050 sin tener sacrificios significativos -aseguró Stiglitz-. Va a ser bueno para la economía global, pero para lograr estos objetivos nosotros vamos a necesitar altos niveles de inversión en infraestructura".

Posteriormente, el especialista confió en que cambiará el modelo de producción y dijo que es necesario grandes inversiones en transporte público. "Otra parte importante de la infraestructura es la electricidad", detalló, y completó: "estas inversiones van a ser transformadoras no solamente en términos de nuestra economía y su función, sino que también a nivel social. Estos son los entendimientos comunes en Europa, Estados Unidos y todo el mundo".

Finalmente, hizo hincapié en que "Una buena inversión en infraestructura puede generar oportunidades más igualitarias para la sociedad, y puede hacer que la economía sea más sustentable". Y concluyó: "La infraestructura es una inversión a largo plazo".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios