#CASHTAG

Vos tan Conurbano, yo tan en cualquiera

Todavía había casi 120 mil chicos que no volvieron a la escuela en la provincia de Buenos Aires y la brecha con los Precios Cuidados en el conurbano llega al 70%. El reclamo por inseguridad. Las urgencias de los votantes a las que el Gobierno les esquiva el bulto.

Primer acto: hasta el 27 de octubre, todavía había casi 120 mil chicos que no volvieron a la escuela en la provincia de Buenos Aires. De los más de 278 mil que habían perdido contacto con la educación por las restricciones sanitarias en el combate de la pandemia que arrancó en marzo de 2020, repito, casi 120 mil no pudieron ser traídos de vuelta al sistema. La fuente es el Ministerio de Educación de la Nación, que detalla que 86.900 son de la primaria y 71.600 de la secundaria.

Miralo en algunos distritos que se difundieron oficialmente. Haciendo números redondos, en General Pueyrredón se habían desconectado 8700 y volvieron solo 5600. En Junín se te fueron 1300 y volvieron 650. En Tigre salieron 6500 y por ahora solo regresaron 3700. En La Plata, de 11100 volvieron 5800. En Vicente López, de 1800 regresaron sólo 850. En más del 80% de los casos, se trata de alumnos de la escuela pública.

Segundo acto: la inflación en el Gran Buenos Aires no sabe de congelamientos de precios. La canasta de productos que releva todos los meses en los mismos 400 locales el Instituto de Investigación Social, Económica y de Política Ciudadana (ISEPCI) refleja diferencias de hasta el 70% respecto de los valores que fijó la resolución 1050 de la Secretaría de Comercio Interior.

¿La resolución qué? Andá a buscar la leche a $59,75, je. Está a $100. Fijate si encontrás el kilo de harina a $49,59, te va a salir $65. No vayas a ver si hay yerba a $159,25 el medio kilo, está a $210. Bueh, ¿café vas a querer? ¿Quién sos? El de Precios Cuidados de 500 gramos debería estar a $266, pero lo encontrás a $460. El aceite mezcla de 900 mililitros tiene una diferencia de 58% ($120 en la lista, $190 en la vida real). Guarda con la manteca. El valor que puso el Gobierno es $90,65, pero lo vas a encontrar a $110.

Tercer acto: un kioskero es asesinado a balazos en Ramos Mejía. Los vecinos salen a gritar que no se ve a la policía en el día a día de ese barrio de La Matanza, pero que sí de golpe los ven todos juntos cuando surgen las movilizaciones y llega un ministro de Seguridad como Sergio Berni. Hay represión con gas pimienta a los que lloran a un muerto y hasta un efectivo le arranca una bandera a un manifestante.

Sergio Berni, el ministro de Seguridad bonaerense, festejó el día de la Tradición en redes 

Los hijos de la víctima moquean en cámara. No dan más. Dicen que les dan ganas de irse del país, pero que la semana que viene van a tener que levantar la persiana y abrir el local donde balearon a su padre. La inseguridad, ese miedo latente con cada ruido de moto que te hace rogar que sea un delivery y no un afano, emerge de golpe. La empatía de la clase media harta se monta sobre un reclamo de siempre.

Decime Fondo

En la semana previa a unas elecciones legislativas en las que el Gobierno intentará morigerar la derrota que se dio en las primarias de septiembre, hay un contraste evidente: la calle tiene una agenda recontra del Conurbano caliente mientras esa fábrica de errores propios que es el oficialismo responde como desde otra galaxia con un discurso que se sintetiza "eh, Macri nos entregó al Fondo Monetario Internacional y se la fugaron toda, no te olvides".

La discusión por quién endeudó peor, eje de campaña

Tolosa Paz se enfocó en el voto peronista, los ausentes y quedó atada a las medidas del gobierno

La discusión sobre la responsabilidad de Juntos por el Cambio en el endeudamiento récord con el organismo es muy atinada. Así como también vale marcar que muchos de sus gestores casi que fingen demencia en los sets de televisión. 

También amerita debatir qué está dispuesto a encarar como plan económico un país a cambio de que te pateen los vencimientos imposibles de pagar a partir del año que viene. Pero aún con datos de recuperación económica, el sobre entrará a la urna entre urgencias a las que el Gobierno les esquiva el bulto, como a la educación y la inseguridad, o les tira y le erra fiero, como en el caso del costo de vida.

Los 7 puntos que reclaman los empresarios para después de las elecciones

Si semejante apuesta le llega a resultar al Gobierno, habrá que llevar en andas al consultor Antoni Gutiérrez-Rubí hasta su cataluña natal, porque le toca dirigir un equipo lleno de camarillas que alterna entre los pifies y la desconexión total.

Cómo será la cosa que desde la Provincia de Buenos Aires bajan a candidatos de programas de radio y TV como para que si se viene una paliza, el domingo se pueda facturarle la piña a los últimos errores de Alberto Fernández. El Presidente colabora: viene de clavar su espectacular mensaje anticordobés, porque siempre se puede perder un voto más en la provincia mediterránea.

Las claves de las elecciones 2021: todo lo que se define el domingo

A veces parece que está en marcha algo así como el Plan Perdamos. Y no sólo por lo que fue el post PASO, con lucha a cielo abierto y zamarreo sin igual de la autoridad presidencial que terminó en lo que pedía la gente, el ingreso de Aníbal Fernández al Ministerio de Seguridad, para que le pusiera los puntos a Nik.

La remontada sería milagrosa porque si te alejás un segundo y ves de lejos, lo que se ve es peor. ¿En serio mientras había vecinos en las calles de tu provincia el gobernador Axel Kicillof bailaba bajo papelitos en un cierre de campaña? De ese acto en Lomas de Zamora, La Cámpora edita en su cuenta de Twitter -donde siguen sólo a Cristina Kirchner, dato de color- un video en el que en su mundo, el diputado Máximo Kirchner postula -mientras le piden seguridad, clases y morfi- que "la macro tiene que cerrar con la gente adentro". ¿Estamos bien?

Máximo Kirchner no deja de correr a Guzmán en el cierre

Que nadie mire las redes sociales del propio Berni de las últimas horas, cuando todavía estaban enterrando al kioskero de Ramos, porque se encontrará un posteo sobre el Día de la Tradición con el hashtag #Peronismo2023. ¿Me jodés que en tremenda crisis por la seguridad en su distrito el funcionario que es José Recorro La Calle está pensando en su futuro para dentro de dos años? Droga total. No es tan extraño. Antes había deslizado que después del domingo se va a tomar 24 horas para hacer una evaluación de su futuro. Trancu. Ni que tuviera los éxitos de Marcelo Gallardo.

¿Echan a Sergio Berni? Axel Kicillof prometió "novedades" tras las elecciones

Candidatolandia

La incógnita respecto de cómo terminará esto cuando se cuenten los votos es apenas el hall de entrada de un edificio de preguntas que se construye en el país cada vez que hay una elección. Nada nuevo. Cuando se votó en 2019 las boletas se contaban mientras había una reunión de directorio en simultáneo en el Banco Central a las once de la noche y la gente aprovechaba las apps para comprar dólares. Al día siguiente llegó el cupo de compra de los 200 per cápita. Somos el país más entretenido del planeta.

Ahora no sólo hay dudas de a qué ritmo empezará a subir el dólar oficial de 105 mientras el blue a $205 te llena de cosquillas. Tampoco es que sólo no está claro si se acordará o se romperá con el FMI, el acreedor que no está solo y espera. Ni si quiera la encrucijada es si habrá un programa antiinflacionario global o proliferarán los acuerdos de precios más los pedidos de cambios en las mediciones al Indec, como el que le acaban de hacer de que pondere en medicamentos el 40% que entrega gratis el PAMI.

Kristalina y Alberto en la última reunión en Roma

Las preguntas van hasta el mismísimo futuro del Poder Ejecutivo. ¿Cómo evolucionará la relación del Presidente con la vice que lo designó y lo reta mal en público? ¿Con qué ministros en las áreas claves se gestionará y con qué horizonte para los próximos dos años, entendiéndose horizonte como posibles medidas económicas, disputas de poder y zancadillas políticas? Esta semana, Alberto dejó trascender en Olivos que no está dispuesto a que lo pasen por arriba. Qué tremendo es que nadie le cree del todo.

Alberto Fernández prometió a empresarios que controlará el ala dura del kirchnerismo

Con un país con semejante cantidad de capas de problemas que se acumulan y potencian, es inverosímil la productividad de protocandidatos presidenciales que se prueban trajes, como si encarar este balurdo no fuera un salto al fracaso. Será la ambición, la inconciencia o la esperanza última de que alguno cree que la podrá pegar, pero ahí están.

Mauricio Macri se jugó y le puso fecha al fin del kirchnerismo: ¿será en 2021 o en 2023?

Los que se sueñan salvadores del oficialismo por derecha, desde Sergio Massa hasta Juan Manzur. Los soñadores del peronismo del futuro, a la Juan Schiaretti. Los radicales manija, desde Martín Lousteau hasta Facundo Manes o Gerardo Morales. Y ese universo ignífugo que es el PRO, con resilientes duros como Mauricio Macri o Patricia Bullrich, que se recuestan en que a Horacio Rodríguez Larreta lo afecte el síndrome de la Scaloneta: todos dicen que anda muy bien, pero el verdadero torneo todavía le queda muy lejos.

Tags relacionados

Comentarios

  • CR

    cristian rocchio

    11/11/21

    hermosa nota, quiero a la notera/o . JOSE RECORRO LAS CALLES.

    0
    0
    Responder