MIENTRAS KICILLOF EST RECORRIENDO LA PROVINCIA

Intendentes peronistas quieren un candidato propio como gobernador

Acordaron que el postulante en 2019 a gobernador sea un intendente, recurrente deseo del peronismo bonaerense ante los últimos mandatarios "importados"

Desde hace dos décadas, en el prólogo de cada elección ejecutiva, los intendentes bonaerense del PJ vuelven con el mismo reproche: que el candidato/a a gobernador/a (con la deconstrucción del #NiUnaMenos admiten que puede ser una mujer) sea uno de ellos. El último "Barón del Conurbano" que logró vivir en la residencia platense de Calle 6 fue Eduardo Duhalde. Con trampa, ya que el salto lo dio desde la Vicepresidencia. A sus sucesores, en mayor (el Daniel Scioli del Abasto) o menor (Felipe Solá) medida, los catalogan de mandatarios "importados".

El fenómeno trasciende al peronismo: con domicilio en Morón, María Eugenia Vidal venía de formarse en la administración porteña. Ahora, calculando más chances de recuperar en 2019 lo perdido en 2015 al ritmo de la devaluación del peso, con el arrastre de Mauricio Macri afectando a la gobernadora,los sobrevivientes caciques del PJ se toman en serio la próxima elección presidencial. Algo inimaginable meses atrás, cuando la hipótesis era apostar por un conejillo de indias que se inmolara ante la, por entonces, indudable reelección de Vidal. Una copia PJ del 2,3% de Leopoldo Moreau que obtuvo el radical en 2003, tras la huida de Fernando de la Rúa.

El miércoles pasado, en Ituzaingó, con el anfitrión e histórico Alberto Descalzo, un grupo de intendentes acordó, textual, que la oferta del PJ será "una mujer o un hombre preferentemente de la provincia y que sea un intendente, es decir alguien acostumbrado a gobernar y con real peso territorial". El pacto fue firmado por la matancera Verónica Magario (anotada como probable); el lomense Martín Insaurralde (ídem anterior); Gustavo Menéndez, de Merlo (también); Fernando Gray (Esteban Echeverría); Gabriel Katopodis (San Martín), entre otros. No estuvo Francisco Durañona (San Antonio De Areco), un anticipado en anotarse en la pelea cuando ganarle a Vidal parecía imposible.

El requisito excluyente del PJ deja fuera a Axel Kicillof. El ex ministro de Economía cristinista (porteño de nacimiento que cambió el domicilio) protagoniza un actual tour preelectoral por el Conurbano con el guiño de la ex Presidenta.

Este grupo de alcaldes es el mismo que fue a buscar, más por encuestas que por amor, a Cristina Fernández de Kirchner en 2017 para que los represente en las legislativas. En sintonía con la megaPASO que auspicia Unidad Ciudadana, ahora concluyen que para la categoría presidencial 2019 "con el PJ sólo no alcanza sino que hay que construir un frente nacional".

Tags relacionados