PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Los detalles del proyecto que permitirá pagar Ingresos Brutos a través del monotributo

La intención es que un millón de monotributistas puedan pagar Ingresos Brutos dentro de la cuota mensual, sin realizar declaraciones juradas, para simplificar el trámite para los pequeños contribuyentes, ampliar el padrón del tributo y asegurar una mayor cobrabilidad.

La provincia de Buenos Aires prepara un paquete de iniciativas que apuntan a la simplificación de su sistema tributario para acelerar la recuperación de la actividad en la etapa pospandemia. Entre ellas, destaca la creación de un régimen especial simplificado de Ingresos Brutos para contribuyentes del monotributo con la intención de ampliar el padrón y asegurar una "mejor cobrabilidad" del tributo que representa el 75% de los ingresos provinciales.

Así lo definió el titular de la Administración de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard, que resaltó que se trata de un proyecto de ley sobre el que se están ultimando los detalles técnicos y que entre 10 y 15 días estará listo para ser remitido a la legislatura bonaerense, junto a otras dos propuestas, también relacionadas con asuntos recaudatorios.

La idea de la Provincia es que los contribuyentes del monotributo, pequeños cuentapropistas y comerciantes, paguen un componente de Ingresos Brutos mensual junto con la cuota del impuesto nacional en lugar de realizar las declaraciones juradas mensuales. Además, quedarán excluidos de todo régimen de percepción o retención de cualquier tipo, la única obligación con el tributo será la cuota mensual.

Es decir, el pago se realizará en una misma operación y con el mismo volante electrónico de pago (VEP), con lo que la distribución posterior de los montos correspondientes a Buenos Aires y a Nación se hará internamente entre los entes recaudadores.

Cristian Girard, director de ARBA, señaló que la propuesta beneficiará a cerca de un millón de contribuyentes.

En total, se estima que beneficiará a cerca de un millón de contribuyentes. También el proyecto prevé que todo aquel contribuyente que se dé de alta en el monotributo lo harán automáticamente en el padrón de Ingresos Brutos, lo que asegura una más amplia base de sujetos gravados.

De esta manera, de aprobarse la iniciativa, la cuota del monotributo para los contribuyentes bonaerenses tendrá cuatro componentes

  • El impuesto integrado 
  • Los aportes a la seguridad social 
  • Los aportes al sistema previsional
  • El componente de Ingresos Brutos

Las escalas en las que se distribuirán los contribuyentes del régimen serán las mismas que las del monotributo y estarán incluidas todas las categorías, hasta la K inclusive.

De todas formas quedan detalles a ultimar dentro del proyecto.

El monto de la cuota será fijo para cada categoría y naturalmente será mayor para las que evidencian una mayor facturación, pero todavía resta definir si el monto se asignará de acuerdo con la actividad principal asociada al CUIT del contribuyente o si simplemente se determinará con la facturación, además de si la graduación se implementará desde los mínimos de cada escala o desde los máximos.

En cualquier caso, Girard aseguró que los contribuyentes que estén en este nuevo régimen especial podrán pasarse sin inconvenientes al régimen general y confía en que esta iniciativa generará un impacto positivo en la recaudación de la Provincia.

Para ARBA se trata de una iniciativa que asegurará una mejor "cobrabilidad" de Ingresos Brutos, dado que el monotributo suele tener un mayor cumplimiento que los tributos provinciales.

Este sistema de pago simplificado ya se implementa en varias jurisdicciones como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, San Juan, Formosa, Mendoza, Neuquén, Jujuy, Tierra del Fuego y Chubut. Como diferencias, los regímenes Formosa y Mendoza tienen topes de facturación y están limitados a algunas actividades, mientras que en Jujuy comprende hasta la categoría C del monotributo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios