INFLACIÓN

La pelea por los precios: el Gobierno no discutirá subas hasta después de las elecciones

Los empresarios dicen que acordaron pautas salariales muy por encima de la establecida en un primer momento, y que les resultaba imposible no trasladar ese sobre costo a precios. Cuál es el plan del Gobierno

El Gobierno sabe que con la aprobación de la suba del piso paritario por encima del 40%, sin dudas caerá en el síndrome de la manta corta.

Ante el avance de los precios no tuvo más opción que admitir que la meta inflacionaria de 29% debía quedar atrás, y salió a convalidar las mejoras salariales que reclamaban los gremios.

Así, el propio Estado, y el sector privado después, cerraron aumentos en los sueldos acordes a las nuevas perspectivas. El Gobierno sabe que esto también terminará pegando en los consumidores, y de hecho los empresarios ya comenzaron a analizar cómo trasladarán esos movimientos a sus precios.

Es decir: por un lado el Gobierno "salvó el momento" de una mayor embestida en reclamo por mejoras salariales a raíz de las negativas perspectivas inflacionarias, aunque al mismo tiempo sabe que se está generando una futura presión sobre los precios.

Pero pese a que los empresarios ya comenzaron a apuntar en esa dirección e incluso intentarán poner este tema sobre la mesa de discusiones, el Gobierno no abrirá esta puerta, al menos, hasta después de las elecciones. Sabe que cualquier movimiento que haga en este sentido será contraproducente, por lo que no admitirá planteos que apunten al traslado de los sobrecostos.

Los planes oficiales como Precios Cuidados y Súper Cerca, que intentan limitar el alza de varios productos, continuarán conformando uno de los ejes centrales del Gobierno en lo que tiene que ver con la contención de los precios.

Según las fuentes consultadas por El Cronista, los empresarios prevén comenzar a hacer el intento de instalar el tema en los despachos oficiales a la mayor brevedad posible, aunque son consientes de que por el momento no encontrarán eco.

"El tema precios es desde hace tiempo central para el Gobierno, pese a que no se logró ponerles un freno aún. Los intentos que se hicieron en este sentido fueron muchos pero la idea no es apartarse de ese camino. Es por esto que ponernos a discutir hoy el traslado o no de la paritaria más alta a precios no tiene sentido, y menos todavía con las elecciones tan cerca", sostuvo una fuente oficial.

Más allá de que esta postura es firme, lo cierto también es que los empresarios ya anticiparon que esta discusión, en algún momento, se debería dar.

Los empresarios analizan cómo trasladar a precios las subas salariales

Cuando se llegó a una suerte de acuerdo entre Gobierno, gremios y empresarios para que este año los salarios le ganaran a la inflación, los hombres de negocios ya habían dejado claro que les sería imposible no trasladar esas alzas a los precios.

En aquel entonces todavía se hablaba de que la inflación anual sería de 29%, por lo que las paritarias rondarían entre el 33% y el 35%. Ahora, con una pauta que en la gran mayoría de los casos no bajará de 40%, esta necesidad todavía será mayor.

De acuerdo con las previsiones de privados, este año la inflación se moverá entre el 45% y el 50%, por lo que incluso con este crecimiento de la paritaria salarial muchos gremios encontrarán que los acuerdos a los que llegaron no son suficientes para ganarla a la inflación, a menos que hayan reservado alguna cláusula de revisión.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios