EMEC

Inflación, dólar, déficit y PBI: qué esperan los analistas para el resto del año

Los expertos redujeron sus previsiones de inflación para este año, mientras que mejoraron las estimaciones de PBI. Leve ajuste bajista del déficit esperado, pero no avizoran una caída del desempleo.

Las perspectivas sobre la economía en 2021 mejoraron levemente con respecto a las expresadas en febrero en la Encuesta de Expectativas Macroeconómicas de El Cronista (EMEC), a partir de una reducción de las previsiones de inflación para todo el año, aunque sigue muy por encima de lo que espera el Gobierno, y leves mejorías en el plano fiscal y del PBI.

No obstante, lejos están las consultoras de pronosticar una recuperación genuina de la actividad económica, dado que el crecimiento del PBI de este año equivale al arrastre estadístico que deja la actividad en diciembre con respecto al promedio de 2020.

Además, el desempleo durante todo el año se mantendría en torno al 11%, bastante por encima de la cifra con la que comenzó el gobierno de Alberto Fernández, con lo que difícilmente el ingreso verá una recomposición tangible en un año electoral tras la recesión histórica de 2020.

Inflación y tipo de cambio

La principal variación de esta edición de la EMEC, de la que participaron analistas de 10 consultoras y centros de estudios entre el 15 y el 22 de marzo, respecto a la de febrero tiene que ver con la inflación.

Mientras que en los últimos meses los pronósticos para todo 2021 oscilaban entre 45% y 50% con la aceleración inflacionaria iniciada en octubre, en esta oportunidad la mediana de las respuestas arrojó una previsión de 43%.

De todas maneras, sigue siendo una cifra mucho más elevada que la meta de 29% que estipuló el Gobierno en el Presupuesto y que todavía sostiene, a través del mentado acuerdo de precios y salarios con los que busca converger aumentos en esa magnitud, del intento del atraso del tipo de cambio oficial y la agudización de los controles de precios.

La intensificación de estas herramientas influyó en el ajuste de las previsiones, pero los analistas no dejan de echar en falta las señales en las políticas fiscal y monetaria que ataquen la raíz del problema, de ahí el escepticismo de que la inflación sea menor a la de 2020.

Para marzo, la mediana de pronósticos se ubicó en 3,8%, con lo que el primer trimestre cerraría en 11,8%. Para los meses siguientes ven una muy leve desaceleración: un 3,5% para abril, un 3,2% para mayo y un 3% para junio, con lo que el primer semestre cerraría con un 23% (52% anualizado).

Evidentemente los analistas esperan que la desaceleración continúe en la segunda mitad del año, dado que un aumento promedio de 2,6% mensual llevaría la inflación al 43% que se desprende de la encuesta. En tanto, para 2022 los pronósticos apuntan a una inflación de 38%, aunque lógicamente con un grado de dispersión mayor.

Por otro lado, las expectativas sobre el tipo de cambio se mantienen: se espera que cierre el año en $ 115, en línea con el pronóstico de febrero, que había mostrado una importante baja respecto a los $ 126 que se esperaban en enero antes del anuncio del intento de aminorar la depreciación. Para 2022, la cifra esperada es de $ 166, siempre sin considerar el impuesto PAIS y el recargo de Ganancias que entre ambos le suman 65% al precio de compras minoristas.

PBI, déficit y desempleo

Más leves aún fueron las mejorías registradas en las previsiones sobre el PBI y sobre el déficit fiscal primario, dos variables macroeconómicas claves de cara a la estabilización.

Tras una caída de 10% en 2020, la actividad económica se recuperará un 6,5% este año, un poco más de los pronósticos anteriores, aunque menos que el 7% que espera el Gobierno como mínimo. 

De todas maneras se trata de una cifra que equivale al arrastre estadístico que dejó diciembre, que superó en esa proporción el promedio de 2020 por lo que no se prevé más que el rebote natural de la actividad.

Para 2022 los pronósticos apuntan a un nuevo incremento del PBI, pero muchísimo más acotado, de apenas 2,2% que dejaría la economía 2% por debajo al promedio de 2019.

En cuanto al déficit fiscal, las previsiones apuntan a un rojo primario de 4,2% para todo el año, según la mediana de respuestas. Es una cifra levemente mejor a los últimos pronósticos, pero sigue lejos de representar una cifra que entusiasme a los analistas.

Para 2022, el déficit primario esperado es de 2,6%, según la mediana de previsiones, aunque algunas respuestas llegaron a rondar el 4%, lo que habla de la gran distancia que todavía hay del equilibrio fiscal.

Respecto al desempleo, las cifras siguen sin repuntar a pesar de los puntos de crecimiento del PBI adicionales que se registraron en esta edición de la EMEC. Mientras 2020 cerró con un desempleo de 11%, tras un pico de 13,7% en el segundo trimestre, para este año los analistas esperan que se mantenga en ese nivel.

La mediana de respuestas para el primer trimestre apunta a un 11,6%, mientras que para fin de año se espera un 11,1%. Y el panorama puede empeorar con nuevas restricciones sanitarias que dañen la actividad económica y vuelva a traducirse en una pérdida de puestos de trabajo.

Sobre la EMEC

La Encuesta de Expectativas Macroeconómicas El Cronista (EMEC) se realiza una vez por mes desde junio de 2016 entre varios de los más destacados analistas del mercado, incluidos bancos, consultoras, centros de investigación y asesores de inversión, a quienes se les pide que respondan Un formulario con una treintena de preguntas sobre 12 variables clave de la macroeconomía y las finanzas nacionales.

En la edición de este mes participaron LCG, Abeceb, FIDE, Fundación Capital, Seido, Management & Fit (M&F), Ecolatina, la Escuela de Economía y Negocios de la UNSAM (Enrique Dentice y Federico Favata), el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz y el Departamento de Economía Política del Centro Cultural de la Cooperación.

Tags relacionados

Comentarios

  • EDR

    Edgardo Damián Rodríguez

    06/04/21

    Puede ser para la próxima que eviten resaltar la información importante con amarillo? No se lee absolutamente nada. De última, ponele en negrita.
    Que horror... Muy buena noticia y con semejante problema desde que inicia a fin

    Ver más

    0
    0
    Responder