Industriales mostrarán el jueves sus preocupaciones

Los enviados del Fondo se reunirán con la UIA para conocer de cerca la visión empresaria. Hablarán de la necesidad de medidas a largo plazo y la mayor presión impositiva que busca el Gobierno

La cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) formará parte de la agenda que tendrá la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) durante su breve visita a la Argentina.

Julie Kozack, directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental del FMI; Luis Cubeddu, jefe de misión para la Argentina y Trevor Alleyne, representante permanente del Fondo en la Argentina, comenzarán hoy su "rueda de reconocimiento" de la situación económica del país, y como parte de esta idea, el jueves será el turno del encuentro con la central industrial.

Según pudo saber El Cronista, la reunión se llevará a cabo de forma presencial, y la idea de los enviados del Fondo Monetario es conocer en primera persona no solo la impresión de los hombres de negocios respecto de la situación económica, sino lograr también un panorama respecto de cómo puede progresar el clima de negocios, sobre todo teniendo en cuenta la retirada del país de algunas firmas.

Para la UIA, la posibilidad de verse las caras con las autoridades del organismo internacional fue toda una sorpresa, ya que en las visitas que realizaron en los últimos años no habían formado parte de la agenda oficial.

Pero en esta oportunidad la invitación llegó y la UIA no quiso desperdiciar la oportunidad.

El panorama que presentarán los industriales tendrá altos y bajos. Por un lado marcarán, como dijo a El Cronista el presidente de la UIA, Miguel Acevedo, que con las últimas medidas se dio a conocer al menos una hoja de ruta del rumbo que se pretende tomar.

Sin embargo, los empresarios sostienen que también será necesario comenzar a ver medidas que tomen en consideración el largo plazo, algo que, según afirman, no ocurre con los cambios que se anunciaron en las retenciones.

De este modo, sostienen, ni llegarán las inversiones ni se podrá pensar en una reactivación de la actividad y, como consecuencia, de la necesidad de sumar personal.

Para la UIA, cuestiones como estas juegan en contra de un buen clima para generar negocios, algo que le harán notal a los enviados del FMI.

En este mismo escalón ponen a la presión impositiva, que podría ser uno de los puntos a discutir entre el Gobierno -un aspecto sobre que el oficialismo tiene mucho interés en avanzar , a tal punto que enviará un proyecto de reforma al Congreso- y el organismo internacional, pero que para los empresarios significaría un aspecto en contra para la industria, que dependiendo del sector está recién intentando salir a flote, o todavía ni tienen un horizonte claro.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios