Reservas en crisis

Importaciones: ¿alcanzan para las empresas los dólares extra que habilitó el Banco Central?

Electrónicas y autopartistas agotan sus divisas en las próximas semanas. Las pymes no pueden financiarse a 180 días. El Central habilitó u$s 1500 millones extra en algunos casos. Aún no hay paradas de plantas.

En esta noticia

Ante el reclamo de distintas industrias, el Banco Central flexibilizó el acceso a divisas para importar de insumos de 48 posiciones arancelarias por unos u$s 1500 millones adicionales anuales, siempre que las empresas demuestren que no tienen exceso de stock. La medida no calmó los reclamos de distintos sectores, que en algunos casos advierten que este mes se quedarán sin cupo de dólares.

Automotrices dicen que nuevas reglas para pagar importaciones podrían afectar su producción

¿Faltarán café y yerba? El impacto de los incendios y las trabas para importar

"Los problemas globales de abastecimiento de semiconductores y logísticos y los cambios en las condiciones de pagos al exterior recientemente introducidas por el Banco Central (...) podrían impactar las proyecciones de crecimiento dada la dificultad de la cadena de valor para obtener financiamiento externo en los plazos establecidos", expresó días atrás Martín Galdeano, presidente de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa).

Desde marzo, las empresas obtienen divisas (SIMI A) para pagar hasta 5% más que en 2021 o 70% más que en 2020 y deben financiar a 180 días el resto (SIMI B). A estas se sumó la SIMI C para 48 posiciones arancelarias, como café, cacao, combustibles, plásticos y minerales.

Autopartistas en problemas

Las disposiciones complicaron, sobre todo, a las pymes. Un relevamiento de la Asociación de Fabricantes Autopartistas (AFAC) mostró que, de 70 compañías, 30 agotarán el cupo de divisas este mes y 60 lo harán antes de octubre. "La terminal puede financiar las compras con la casa matriz, aunque eso encarece la producción en momentos en que tenemos que ser competitivos para exportar. Pero las autopartistas pyme no tienen capacidad de pago", explicaron en una terminal. Adefa puso en duda la meta de aumentar 30% la producción con destino a la exportación.

Ninguna empresa paró la producción. Las autopartistas trabajan con stock just in time, pero aún tienen insumos. Las últimas modificaciones apenas alteraron el panorama. "Son pocas posiciones arancelarias. Nuestro sector tiene como 1000 posiciones, entre componentes y materias primas", explicaron.

En el sector metalúrgico, las pymes del sector tienen stock, pero no tienen garantizada la producción para dentro de unos meses. Las recientes modificaciones abrieron una ventana de tiempo, pero las pymes no pueden financiarse a 180 días y los insumos aumentaron más de 30% anual en dólares, lo que agota el cupo más rápido.

Electrónicos

La industria electrónica tiene un problema similar. Una gran compañía con plantas en Tierra del Fuego y Buenos Aires dijo que algunas de sus líneas de producción podrían detenerse este mismo mes. "Es cuestión de semanas", expresó otra fuente del sector. "Si la normativa no cambia, en 30 o 45 días, el panorama será complicado". Los cambios del jueves último no variaron el diagnóstico.

Las cámaras mantuvieron distintas reuniones tanto con Banco Central como con Secretaría de Industria y canalizan reclamos a través de la Unión Industrial Argentina (UIA), que el mes pasado se reunión con el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

Respuesta oficial

Fuentes del Banco Central replicaron que las importaciones se encuentran en niveles récord. En marzo se pagaron compras al exterior por u$s 7200 millones, un registro apenas menor al récord de agosto de 2011(u$s 7.671 millones). Los pagos treparon 35% interanual, aunque esta cuenta no discrimina entre precio y cantidad. Los cambios recientes garantizan u$s 3400 millones para importar café, caucho, madera, cacao, malta, pasta química para pañales, hierro, caucho y otros insumos, entre SIMI A y SIMI C. "El resto deberán financiarlo a 180 días", indicaron.

El Gobierno sostiene que las empresas se sobrestockearon ante una posible devaluación y que importaron más de lo necesario para el proceso productivo. Las empresas lo rechazan. "Planeamos duplicar la producción; eso implica duplicar importaciones. No especulamos y lo saben, porque tienen la información", indicó una automotriz.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.