Informe

Radiografía de la pandemia en 6 sectores clave: el ranking de los problemas y las mejoras

Cuáles fueron los efectos de la emergencia sanitaria en la construcción, el comercio, los hoteles y restaurantes, la industria manufacturera, el transporte y los bancos, según un análisis de IARAF. Las perspectivas para la recuperación y los problemas de empleo

Hoteles, restaurantes y construcción fueron las actividades más sensibles frente al impacto de la pandemia, mientras que la intermediación financiera registró los cambios absolutos más pequeños, según un informe elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) y publicado este miércoles.

El estudio puso énfasis en la relación entre el nivel de actividad económica de la industria, el comercio, la construcción, los bancos, el transporte y los hoteles y restaurantes y el empleo formal de cada uno de estos sectores.

En el informe trabajaron con dos períodos (abril 2019 y abril 2020 por un lado y  abril 2020-abril 2021 por el otro) e intentaron responder a la pregunta "¿qué cambios tuvieron los niveles de actividad y empleo formal de estas seis actividades relevantes?".

SECTOR POR SECTOR, CÓMO FUE LA SITUACIÓN

Según el relevamiento, la industria manufacturera tuvo una fuerte caída de actividad en el primer período y una fuerte recuperación en el segundo. El empleo formal registró un descenso y un alza, pero de mucha menor variación. En abril 2021 la industria tenía un nivel de actividad 2,2% superior al de abril de 2019 y el empleo formal se encontraba 0,8% por debajo.

La construcción también tuvo una caída significativa y una recuperación importante entre los meses de abril de los últimos tres años, indicó el trabajo, y señaló que "En este caso se destaca que las variaciones del nivel de empleo formal fueron también grandes".

El informe resaltó que este año la construcción registró un nivel de actividad 9,3% inferior al de abril 2019 y el empleo formal de esta actividad se ubicó 20,4% por debajo.

El comercio, por su parte, también mostró una correlación positiva entre actividad y empleo formal en ambos períodos. Sin embargo, fue muy bajo el cambio del nivel de empleo formal en relación con el cambio del nivel de actividad. 

En la comparación de los tres meses de abril, se destaca que en 2021 el comercio tuvo un nivel de actividad 5,2% superior al de 2019 y el empleo formal disminuyó 2,6%.

Los hoteles y restaurantes constituyen la otra actividad que tuvo variaciones importantes en el nivel de empleo formal, con la particularidad de que bajó en ambos períodos. No obstante, en la segunda etapa el nivel de actividad creció un 221%. Frente a este importante aumento, el empleo formal volvió a caer un 13%.

En la comparación de los tres meses de abril, se observó que en abril 2021 los hoteles y restaurantes tenían un nivel de actividad 50,6% inferior al de abril de 2019, y el empleo formal se encontraba 21,1% por debajo.

Construcción: en la gestión Fernández se perdieron casi 53.000 empleos registrados

Al igual que el comercio, el transporte también tuvo una baja en el nivel de empleo formal en ambos períodos. En la segunda parte, mientras la actividad se recuperó un 23%, el empleo formal cayó un 2,2%.

De acuerdo con el Iaraf, en la comparación de los tres meses de abril, en 2021 el transporte tenía un nivel de actividad 9,2% inferior al de 2019; y el empleo formal se encontraba 5% por debajo.

Por último, la intermediación financiera tuvo una correlación positiva entre la caída de actividad y el empleo con el impacto de la pandemia, pero luego la recuperación de actividad no tuvo relación con el aumento del empleo. Por el contrario, volvió a caer un 2,1% entre abril de 2020 y 2021.

En la comparación de los tres meses de abril surge que en 2021 la intermediación financiera tuvo un nivel de actividad 1,4% inferior al de 2019 y el empleo formal se encontró 4,0% por debajo.

Las fotos comparadas

Tras describir el comportamiento del nivel de actividad y del empleo de estos seis sectores de actividad, el informe realizó un análisis integrado. A partir del mismo, concluyó que en el primer año (abril 2019 contra abril 2020) disminuyó la actividad y el empleo en los seis sectores seleccionados. 

En tanto que en el segundo año (abril 2020 contra abril 2021) creció la actividad, pero en tres sectores el empleo siguió cayendo (intermediación financiera, transporte y hoteles y restaurantes).

Asimismo, descubrió que "hoteles y restaurantes y construcción fueron las actividades más sensibles", es decir, con mayores variaciones en términos absolutos. Y en el otro extremo, se ubicó la "intermediación financiera, con los cambios absolutos más bajos".

En el siguiente gráfico de cuatro cuadrantes se aprecia que entre abril 2019 y 2020, los seis sectores se ubicaron en el cuadrante inferior izquierdo, lo que significa una correlación positiva entre actividad y empleo formal. 

Hoteles y restaurantes y construcción fueron las actividades de mayor variación negativa en ambas variables. Y la intermediación financiera fue la que registró el menor cambio.

la recuperación del empleo es desigual

Entre abril 2020 y 2021 los seis sectores experimentaron un aumento de actividad económica, pero en solamente tres (construcción, industria manufacturera y comercio) se registró una suba del empleo formal

Por su parte, bancos, transporte y hoteles y restaurantes mostraron una nueva caída de empleo formal. Al igual que en el primer período, construcción y hoteles y restaurantes fueron las actividades de mayor variación absoluta en ambas variables.

Según las proyecciones del Iaraf, la actividad económica se seguirá recuperando y eso impactará positivamente en el empleo. De no mediar grandes cambios a partir del efecto de la variante Delta del coronavirus, el PBI podría crecer al menos 6,5%. En caso contrario, es posible que las restricciones que deban tomarse incidan negativamente más en los servicios como restaurantes y hoteles que en la producción de bienes.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios