Polémica por el DNU

El descargo de Vilma Ibarra: "La expectativa era contar con la vacuna de Pfizer como con las demás"

"La expectativa era poder contar con la vacuna de Pfizer como con las demás vacunas", aseguró esta mañana la secretaria Legal y Técnica. Juntos por el Cambio no acompañará el decreto e insiste con que el Gobierno envíe una ley al Congreso, en lugar de cambiar la ley por DNU.

"La expectativa era poder contar con la vacuna de Pfizer como con las demás vacunas", aseguró la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra al defender el DNU que modifica la Ley de Vacunas esta mañana para habilitar la compra a los laboratorios Pfizer, Janseen y Moderna. Juntos por el Cambio no acompañará el decreto que, una vez dictaminado, deberá ser avalado por al menos una de las cámaras. La bancada opositora insiste con que el Gobierno envíe una ley al Congreso, en lugar de cambiar la ley por DNU.  

La ministra de Salud Carla Vizzotti y la secretaria Legal y Técnica, autoras de la letra chica del decreto que se conoció el viernes, defendieron la norma ante la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo que lidera Marcos Cleri y que se encarga de pronunciarse sobre los DNU.  

Ibarra fue la primera en exponer y aseguró que el Presidente dio expresas instrucciones al gabinete y al ministerio de Salud para avanzar en conversaciones "con todos los laboratorios con los que fuera posible para contratar vacunas y contar con la mayor cantidad de vacunas para los habitantes". "De todos los proveedores posibles", insistió.

Dicho esto, Ibarra se refirió puntualmente al laboratorio Pfizer y recordó que fue con uno de los primeros que el Gobierno se reunió, en julio del año pasado. Además, recordó que ese laboratorio fue autorizado a hacer pruebas en la Argentina y que fue la primera vacuna que se aprobó en el país. "O sea que la expectativa era poder contar con la vacuna de Pfizer como con las demás vacunas", recalcó la secretaria.

Tras hacer este repaso, la funcionaria aseguró que cuando se avanzó en las conversaciones con Pfizer y los laboratorios estadounidenses, para avanzar en la firma de contratos, "surgieron algunos inconvenientes porque plantearon allí el ingreso de algunas cláusulas en los contratos que no estaban autorizadas por las normas que contenía la Ley 27.573 votada por el Congreso".

Según aseguró Ibarra, se mantuvieron conversaciones con los laboratorios, "para intentar encontrar opciones que, dentro del marco legal, nos permitieran contratar". Y añadió: "La única opción posible era una modificación de la ley".

En este contexto, la secretaria Legal y Técnica recalcó que, luego de llegar a un punto de acuerdo, se eligió optar por avanzar por la vía del DNU "porque hay necesidad y hay urgencia". Recordó que hace un mes se aprobó la vacuna Pfizer para uso pediátrico. Y recalcó que resulta "importante, rápido y necesario" avanzar en la vacunación de ese grupo etario.

Tres ejes

A su turno, Vizzotti sostuvo que la negociación "requirió meses de propuestas y contrapropuestas y análisis de legislación nacional y de otros países", al tiempo que destacó "la importancia de contar con una norma que pueda satisfacer la demanda de contrato de bilaterales y de demandas que han surgido en el marco de una situación inédita".

Según señaló la ministra: "Se intentó avanzar en tres sentidos, los contratos bilaterales para los laboratorios para obtener la mayor cantidad de vacunas lo antes posible; la posibilidad de seguir ampliando ventanas en el mecanismo Covax, para las posibilidades de acceder a mayor cantidad de vacunas; y la donación que se ha abierto, y se van generando marco legal en las vacunas que se donan con los países. Con esos tres ejes y atendiendo a las novedades, es que se avanza fuertemente en esta situación".

En este marco, indicó "en el marco de nuestro plan estratégico en el riesgo de fallecer y del impacto sanitario, el consenso mundial es disminuir la mortalidad y las hospitalizaciones, atento se pueda avanzar por grupos por riesgo y por edades, por consenso, evidencia nacional y científica".

Duras críticas

Finalizadas las exposiciones de las dos funcionarias del Ejecutivo, los legisladores del oficialismo y la oposición hicieron uso de la palabra para hacer preguntas. El primero en hacerlo fue el diputado del PRO Pablo Tonelli quien, a propósito del fondo de reparación que se crea vía DNU, planteó: "Creo que es la primera vez que veo que se realiza un fondo de reparación y no se establece el origen de esos recursos".

"Además de que eso no está claro, lo que está menos claro es la invitación a las provincias a adherir a los términos de la ley, porque si el fondo lo constituye el Estado Nacional, lo administra el Estado Nacional y lo paga el Estado Nacional, no se entiende para qué deberían adherir las provincias al fondo", continuó el legislador del PRO. Para concluir que esa invitación "carece de sentido" y "genera confusión".

Sobre el fondo de reparación, Ibarra explicó que es un fondo creado por el Estado Nacional y "se invita a las provincias para facilitarles la posibilidad de adquirir vacunas".

A su turno, el radical Gustavo Menna señaló que el DNU implica "la renuncia a la defensa de inmunidad soberana". En este sentido, el chubutense planteó que la ley original, sancionada el año pasado, excluía la posibilidad de ejecución, por parte de eventuales acreedores y de eventuales condenas de tribunales extranjeros, de determinados bienes. Y añadió que esa lista de bienes salvaguardados de la ejecución judicial "ha sido acotada". "Se eliminan los bienes del dominio privado del Estado", ejemplificó.

Asimismo, recalcó que también se quitaron las regalías de la explotación de bienes naturales, así como la "cláusula que remitía a cualquier otro bien que estuviera protegido por cualquier otra ley de inmunidad soberana".

Tras hacer este repaso, Menna apuntó contra el Ejecutivo. "Se cuidaron muy bien de exponer estas novedades: no le contaron al Congreso, a la sociedad, a los medios, que estaban desafectando de la salvaguarda a toda esta categoría amplísima de bienes", advirtió.

A propósito de las regalías de la explotación de recursos naturales, Menna planteó que "para avanzarse en este sentido, debió haberse consultado, de mínima a los gobernadores, pero además, requerir la autorización formal de las provincias". Y advirtió que si bien está circunscripto a los recursos nacionales más allá de la milla 12 "es discutible". Y consideró que esa salvedad debería ser incluida en la propia norma.

"Hemos defendido la integridad de los bienes soberanos de la Argentina", le respondió Ibarra a Menna, para luego asegurar que en la conferencia de prensa que dio días atrás junto con Vizzotti para presentar los principales lineamientos del proyectos se hizo alusión al tema regalías.

Sobre este tema, Ibarra aseguró que "esto es un contrato que establece la nación para adquirir vacunas", por lo que, "si el Estado incumple, responde el deudor, que es el Estado nacional". Y añadió: "Jamás por una deuda del Estado Nacional han ido a embargar los Ingresos Brutos que cobra una provincia: son contratos que firma el Ministerio de Salud, el Estado Nacional".

"Hay un pedacito de regalías que cobra el Estado Nacional, es la liquidez que se puso, efectivamente, a eso se le quitó inmunidad soberana, para que se planteara que había efectivamente algún margen de liquidez", continuó Ibarra. "No hay ningún bien provincial involucrado en esto", remató la secretaria.

A su turno, el diputado de JxC Luis Petri planteó por qué la modificación de la ley no se discute en el Congreso de la Nación y se optó por el camino del DNU. Asimismo, el mendocino recordó que el exministro de Salud Ginés González García dijo que "se iba a obtener la inmunidad en julio y en agosto y septiembre iba a estar la población vacunada". Mientras que el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero "dijo que a fin de año iba a estar la población vacunada" y "hoy tenemos solo el 10% de la población con dos dosis".

Por último, el mendocino preguntó por qué la Argentina cerró con Covax por el mínimo posible, con el 10% de la población, "cuando había tenido la posibilidad de cerrar con mayor cantidad". Y planteó: "Si la decisión del presidente era contar con la mayor cantidad de vacunas, ¿por qué no se cerró con Covax?".

"No puedo dejar pasar por alto esta idea de que el Congreso no está preparado para abordar temas en tiempos de pandemia", dijo el jefe de la bancada de JxC en el Senado, Luis Naidenoff, en alusión a las declaraciones de Ibarra días atrás, al exponer los lineamientos del DNU.

"No se trata de una subestimación de la tarea parlamentaria", dijo el formoseño, "sino que tiene que ver con una declaración que implica un menosprecio de los propios legisladores". 

"Hay que ser muy cuidadosos con las palabras", planteó el radical. "Si hay un ámbito preparado para discutir es el Congreso", agregó. "¿Por qué si fueron meses largos de negociación, no optaron por enviar un proyecto de ley para que se discuta en el Congreso de la Nación?", planteó el formoseño.

"Es difícil que en tiempos de urgencia se compatibilicen los tiempos del Congreso", respondió la secretaria Legal y Técnica, para luego remarcar: "Por eso se establecen los Decretos de Necesidad y Urgencia".

En este sentido, Ibarra añadió: "Cuando tenemos esta cantidad de contagios, hay que tomar una decisión inmediata que significa vida para la salud de los argentinos. Los laboratorios no se sientan a negociar si no hay un marco legal que permita esas negociaciones". Y recalcó: "Hace un mes que hay una vacuna pediátrica autorizada".


Tags relacionados

Compartí tus comentarios