Guzmán: "Queremos que el programa con el FMI ayude a restaurar la estabilidad"

En una reunión de ministros de finanzas y de presidentes de bancos centrales del G20, el funcionario apuntó que las expectativas del Gobierno están puestas en un arreglo con el organismo.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, destacó la expectativa que tiene el Gobierno en que un eventual acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) contribuya a restaurar la estabilidad macroeconómica, en una reunión de ministros de finanzas y de presidentes de bancos centrales del G20.

"Estamos en proceso de conversaciones con el Fondo para un nuevo programa y hemos estado trabajando de manera constructiva. Queremos que el programa ayude a la recuperación económica del país y a reestablecer la estabilidad macro", señaló Guzmán ante sus pares.

Y agregó: "Pretendemos que incluya medidas que aborden problemas estructurales de la economía, una política que fomente mayor competencia, el desarrollo del mercado de capitales interno, políticas tributarias y productivas que mejoren la productividad, generen empleo y estabilidad macro y fiscal."

En ese sentido, el ministro volvió a elogiar el rol del FMI en el proceso de reestructuración de la deuda externa con los tenedores de bonos del sector privado a través de su análisis de la sostenibilidad del crédito que concluyó que Argentina no podría afrontar el perfil de vencimientos previo al acuerdo de fines de agosto.

"El FMI, en Argentina, jugó un rol constructivo y positivo que ayudó a un resultado exitoso, por lo que será importante que los acreedores respeten las restricciones de sostenibilidad de la deuda que define el Fondo Monetario Internacional", indicó. 

 

En términos globales, Guzmán consideró que el flujo de asistencia financiera internacional a los países en desarrollo y con problemas de deuda debe ser de un caudal significativamente mayor.

"Cuando se trata del apoyo internacional a los países que lo necesitan, los problemas de la deuda insostenible deben abordarse oportunamente, debemos evitar caer en el problema de actuar demasiado tarde y hacer poco. En el mundo no se está haciendo lo suficiente. Se necesitan más reformas y mejoras en la arquitectura financiera internacional para hacer frente a estos problemas", comentó.

La semana pasada, el FMI estuvo en Buenos Aires para profundizar su conocimiento la coyuntura económica argentina y las intenciones del Gobierno y avisó que en noviembre comenzarán las negociaciones formales por un nuevo acuerdo. El Ejecutivo pretende un plazo de gracia para los pagos de capital de u$s 45.000 millones hasta 2024, mientras que los intereses se abonarían con desembolsos de otros organismos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios