Grieta del consumidor: bonaerenses de menores ingresos son más optimistas que los porteños

Estudios de la UTDT y de Kantar relevaron una mejora de las expectativas en el futuro, más en la situación personal que en la macroeconómica. Para la Di Tella, los porteños son pesimistas, pero en los consumidores bonarenses crece más de 5% y más aún en segmento de bajos ingresos.

La confianza de los consumidores creció 30% interanual en enero, a partir de una mejora en la percepción de la economía, según informó la Universidad Torcuato Di Tella.

Sin embargo, la percepción de la mejoría no es igual para todos: en el Gran Buenos Aires y entre los segmentos de menores ingresos es mayor la expectativa positiva de mejora, probablemente un espejo de los resultados electorales que encumbraron a Todos en la Presidencia y en la gobernación provincial.

La confianza del consumidor cayó 3,9% en Capital Federal, pero subió 5,1% en el Gran Buenos Aires; también descendió 1,5% en el interior del país, durante el primer mes de 2020, estimó la UTDT

Un estudio de Kantar con datos de fines de diciembre pasado, arrojó una tendencia en alza de dos puntos en la percepción de la situación actual y de seis puntos en las perspectivas futuras de la población. Por tercer mes consecutivo mejoraron las expectativas impulsadas por la proyección de la situación futura.

 

Por su parte, el Centro de Investigación en Finanzas de la Di Tella informó que el Indice de Confianza del Consumidor (ICC), diseñado en base a encuestas realizadas entre el 6 y el 14 de enero, arrojó una mejora de 1,6% respecto de diciembre, en términos interanuales, una mejora de 30% respecto a enero de 2019.

La percepción de la situación personal fue la que traccionó a los indicadores, ya que los encuestados por la UTDT perciben que la expectativa macroeconómica retiene una caida de 1,6%.

 

La confianza en el futuro y en la mejoría de la situación personal están traccionando los índices, ya que no se percibe una gran evolución en la macroeconómía ni se ve positivamente al presente

 

Sin embargo, la mejora de la situación personal proyectada es de 4,6% y la perspectiva de compra de Bienes Durables e Inmuebles mejoró 5,5%, siempre respecto al mes anterior.

Medido apenas unas semanas antes, el Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) sobre la percepción de la población sobre la situación económica y laboral en el país, que elabora la división Isights de Kantar, también reflejó un ánimo positivo.

Octubre, noviembre y diciembre mostraron recuperaciones en el el Indice General de Expectativas de Kantar Insights, evolución coincidente con el derrotero y recambio electoral

En diciembre 2019 mostró una tendencia en alza de dos puntos y de seis puntos las percepciones actual y futura, respectivamente, en comparación con el mes anterior.

“En diciembre se registra el tercer mes de recuperación del IGEE con el mayor nivel del índice en 2019.  Estimamos que esta tendencia en alza de las expectativas económicas de los argentinos denota optimismo en la proyección de la situación futura , dijo Julieta Dejean, directora de la Insights de Kantar.

 

Futuro

Según los registros de diciembre de Kantar, crecieron todos los indicadores relacionados con el futuro, principalmente el de situación económica general, que presentó un aumento de ocho puntos respecto de noviembre 2019.

Por su parte, la evaluación del presente también mejoró, pero más levemente (la situación económica, apenas un punto; la laboral, tres).

“Se percibe optimismo en las expectativas a futuro. La situación económica futura es el indicador de mayor crecimiento, con ocho puntos más que en noviembre , dijo Dejean.

“Con referencia a la situación laboral, ambos indicadores (futuro y actual) mejoran. Despega la percepción actual, con tres puntos favorables, y asciende notablemente la futura, con seis puntos .

Por el contrario, la consideración para la compra de bienes durables cayó dos puntos y volvió a situarse por debajo de 100.

 

Porteños, pesimistas

Al discriminar geográficamente las percecpciones de confianza, la UTDT detectó que los porteños se mantienen más pesimistas. La confianza del consumidor cayó 3,9% en Capital Federal, pero subió 5,1% en el Gran Buenos Aires. También descendió 1,5% en el interior del país, durante el primer mes de 2020.

Por su parte, en la distribución por nivel de ingresos, la confianza cayó 4,5% para el sector de los encuestados con mayores ingresos y subió 7,4% para los de menores ingresos.

Tags relacionados
Noticias del día