El Gobierno limitó apoyo a Maduro, aunque pidió liberarle fondos para el Covid-19

Suscribió un documento junto a la Unión Europea y países de la región llamando a "elecciones inclusivas y transparentes". Solá rechazó el embargo y pidió usar dinero incautado para enviar 1,4 millones de vacunas a ese país.

Tras el tácito apoyo que pareció otorgar alnuevo parlamento venezolano controlado por Nicolás Maduro, el Gobierno volvió a distanciarse del régimen que comanda los destinos de Venezuela  al reclamar junto con otros países de la región y de Europa la convocatoria a "elecciones transparentes e inclusivas" a las que se lleguen tras reanudar negociaciones políticas lideradas por las mismas fuerzas políticas de ese país.

La Argentina suscribió una declaración emitida por el Grupo Internacional de Contacto (GIC), la iniciativa multilateral a la que se unió en agosto pasado para respaldar "una salida pacífica y democrática" de la crisis social, política y humanitaria que atraviesa la nación caribeña, y cuya resolución parece lejana, más aún tras la conformación de una nueva Asamblea Nacional de mayoría chavista.

El gobierno de Alberto Fernández había quedado enlistado con aquellos que reconocieron la nueva asamblea de mayoría oficialista, luego de enviar a la jura de los nuevos congresistas al encargado de la sección comercial de la embajada en Caracas, Eduardo Canale.  

Treinta días más tarde, sin embargo, el Gobierno aseguró que "la única forma de salir de la crisis es reanudar las negociaciones políticas con prontitud y establecer con urgencia un diálogo inclusivo y un proceso de transición liderado por los mismos venezolanos que conduzca a elecciones creíbles, inclusivas y transparentes", quitando legitimidad a los comicios celebrados el 6 de diciembre de 2020, pero del que se abstuvo de considerar "fraudulento" al no acompañar una declaración de la Organización de Estados Americanos (OEA), pocos días después del llamado a votar.

El Gobierno se abstuvo de condenar el triunfo de Maduro

Para esto, el gobierno argentino y los representantes de Bolivia, Costa Rica, Ecuador, la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Panamá, Portugal, España, Suecia y Uruguay, a los que sumaron ahora Chile y la República Dominicana, demandaron "la designación de un Consejo Nacional Electoral independiente y equilibrado" para "eliminar todos los obstáculos a la participación política".

En auxilio de los venezolanos


En su intervención, el canciller Felipe Solá condenó "los bloqueos físicos y financieros" por entender que "tienen un efecto contrario al buscado", y solicitó la posibilidad de utilizar fondos bloqueados para pagar el envío de entre 1,4 y 2,4 millones de vacunas contra el coronavirus reservadas para Venezuela en el marco de la iniciativa Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y un grupo de ONG.

Junto con pedir la liberación de fondos para el gobierno socialista, Solá pidió no desconocer que hay "un Gobierno constituido, que ejerce el poder del Estado", y subrayó que "las partes son el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición".

En este sentido, este mismo martes el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos liberó las exportaciones de elementos necesarios para el mantenimiento de operaciones portuarias y aeroportuarias en Venezuela, todo un signo de la política que podría seguir la administración de Joe Biden en pos de desescalar el conflicto y buscar una salida consensuada.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios