#CASHTAG

Gestionar mal no es L-Gante

La administración del Frente de Todos mostró una importante capacidad para chocar varias veces con la misma piedra. Los casos de Vicentin, Pfizer y L Gante.

Errores y correcciones. Intentos y marchas atrás. Mandadas y recules. Apuestas que salen mal. Dos o tres tropiezos con la misma piedra. Zigzags. La administración del Frente de Todos ha desarrollado todo un modus pifiandi en el año y medio que lleva de gestión.

El mal cálculo empieza a ser una forma de funcionamiento tal vez propia de la "dinámica de la coalición de Gobierno", como diría un académico de la Universidad de San Andrés. O resultado de los quilombos entre Alberto y Cristina, y todas sus ramificaciones, para resumir.

La adaptación del marco legal vigente para acordar con los laboratorios de Estados Unidos que se plasmó en el decreto 431 del sábado pasado es tal vez una síntesis de los costos que se pueden pagar por este mecanismo.

Hago un esfuerzo por no caer en el optongo, el "opino total no gobierno", tan tentador para el que tiene un teclado a mano. Pero, ¿cómo explicás que mandaste una ley marco para que el laboratorio Pfizer te vendiera la hasta entonces única vacuna registrada en el país pero que se aprueba con modificaciones al punto que te deja sin esos contratos, sin acceso pleno al fondo de Naciones Unidas y hasta sin las donaciones de la Casa Blanca?

Si lo elegiste porque no querías ceder al imperialismo farmacéutico, o porque eran mejores otras ofertas de otras empresas y Estados, se entiende. Ya está. Fin. Discutimos eso en todo caso. Pero si ocho meses después terminás modificando esa norma por DNU, caben preguntas sobre cómo es el vínculo de la Casa Rosada con sus legisladores, para empezar. ¿Puede haber semejante desinteligencia? En el bloque de Diputados tenes a un político desde la cuna y en el Senado a la accionista del frente de gobierno nacida y criada en la Cámara Alta. ¿Nadie la vio? ¿O salió así porque la vieron? ¿O es el resultado de un tironeo sobre el volante del auto?

Y la otra pregunta: ¿no terminó saliendo más cara la movida? Además de corregir las salvedades que se habían incorporado para que no corra la inmunidad en caso de negligencia, el Decreto sumó un "Fondo de Reparación Covid 19" donde el Estado se compromete a poner plata en caso de reclamos y, sorpresa, se incluyeron regalías petroleras como garantía líquida para eventualidades.

Dato: tuvieron que encontrar que las únicas regalías que cobra la Nación son sobre la producción de los yacimientos offshore a más de 12 millas de Tierra del Fuego, en explotaciones de Total, PAE y Wintershall. En 2020 fueron USS 31 millones.

Pero si hay un área con errores de ayer, hoy y siempre en la economía del kirchnerismo es el manejo de los subsidios y la energía. Llamaron de The Lancet y preguntaron si a esta altura no quieren hacer un paper. No solo por la decisión de subir un dígito las tarifas tras dos años de congelamiento en un país con entre 30 y 50% de inflación por año.

También porque vuelve el bolsillo de payaso para financiar una política de energía barata para todes, exacerbada con la ley de descuentos para los que viven en zonas de baja temperaturas, que deriva en que este invierno casi tres millones de usuarios de gas en red paguen menos que otro tanto que usa garrafa.

Cómo usar los recursos públicos para ayudar a los que lo necesitan posta puede llegar a ser el tema del próximo tema del rapero L-Gante, el que nombró la vicepresidenta como caso de éxito de la entrega de notebooks del plan Conectar Igualdad, que el gobierno anterior había interrumpido.

Cuando salió por televisión, Elian Valenzuela, más conocido en su Instagram como L-Gante Ke lo Ke, contó que él había comprado la computadora del plan oficial a alguien que no la necesitaba y se la vendió.

"El programa sirve, pero yo lo que corregiría es fijarse a quien se le da ese obsequio". O sea, con 21 años y sin la secundaria completa, el autor de "Tu reo" pidió que haya segmentación en la ayuda del Estado. "L-Gante respaldó a Guzmán", podría haber titulado algún amigo al ministro de Economía que quedó solo en el Gobierno pidiendo terminar con lo que si te formas en Columbia llamas "subsidio pro rico". No se sabe si en el Enargas, el Enre o en la subsecretaría de Energía Eléctrica escuchan RKT, el género donde la rompe el pibe de General Rodríguez.

Hoguera de herramientas

Los ejemplos podrían seguir con el reciente moco de las deudas retroactivas sorpresa para monotributistas, que surgieron de una ley del Poder Ejecutivo -votada casi por unanimidad, es cierto- pero que recién se corrigió cuando ese ojo de Sauron que es la web de la AFIP hizo estallar a los pequeños contribuyentes. Se puede anotar también el increíble paso en falso de "vamos a expropiar Vicentin" de junio del año pasado, una iniciativa que murió de improvisación y falta de consenso interno. Me juego una moneda que en seis meses están modificando la ley de biocombustibles que está por salir del Parlamento y ya genera cruces.

Los costos es que se queman las herramientas. En el Gobierno admiten que ahora tratar de segmentar las tarifas va a demorar más: "Mirá la sensibilidad que hubo con lo del monotributo, imaginate si le sacamos el subsidio a uno que no le corresponde".

Y con el que-si-vengo-que-si-voy de Vicentin, incluso admiten que pagaron en reputación ahora para que les crean que es serio el cambio de régimen en trenes de carga o en la Hidrovía. Es más, en el muro de los lamentos del oficialismo incluso algunos hacen flashback: "Con estos precios habría que aumentar las retenciones, pero desde 2008 mandar una ley así el Congreso es políticamente inviable".

Igual, hay que decirlo, salir de la grieta prime time y debatir ideas o rumbos se está volviendo una utopía. El debate público es un campo minado. Pisar seguro para consensuar políticas de Estado es imposible.

Ni con la pandemia se pudo, salvo el amague de civilización y empatía del principio. Los que dialogan son palomas o funcionarios que no funcionan. El que puede, te hace caer. Pasan del "yo te avisé" al "mirá lo que son" y vuelve un "pero ustedes". De lanaciones a cecincoenes. Así nos devaluamos a la par del peso.

"Me dijeron que no hable con usted, pero re piola, la mejor", le dijo L-Gante al periodista Eduardo Feinmann, que había leído despectivamente sus letras días antes. Un pibe sobreviviente de la deriva del país de las últimas décadas nos deja a todos en offside.

Incluso a muchos de los responsables de su destino.

De su destino antes de pegarla con la música, claro.

Comentarios

  • GR

    Gustavo Rivas

    07/07/21

    Lo de la ley es posta del kirchnerismo, si aceptaban la propuesta de la oposicion le daban la posibilidad de decir "tenemos Pfizer" por nuestra propuesta, entonces RECHARARON LA LEY y al otr dia anunciaron un DNU para modificarla.
    Kirchnerismo al palo.
    Igual la GILADA zurdo-progre los vota seguro, el piso del 35 % es IMPENETRABLE en provincia

    1
    0
    Responder