Restricciones

Gasto Covid: las opciones del Gobierno para evitar la emisión monetaria

Ante la ampliación de sectores bajo restricción, el Ejecutivo incrementará las ayudas. El Repro II acumula $ 12 mil millones en el trimestre y se ampliará en abril. El impacto en inflación.

El Gobierno busca ampliar las restricciones sin generar un cierre total de la economía como en abril del año pasado. Industria y construcción volverán a quedar a salvo pero habrá más restricciones para comercios y servicios que no podrán operar en espacios cerrados, con excepciones. En ese contexto, será necesario también ampliar el Repro II a más sectores, como se resolvió en la reunión de Gabinete Económico de este miércoles. 

La preocupación que se plantea es cómo se financiará el mayor gasto. Los últimos refuerzos y el gasto para paliar la caída de actividad en los sectores más perjudicados por la pandemia ya acumulan casi $ 12.000 millones en Repro II en los primeros tres meses y otros $ 15.000 millones para el bono de AUH y los monotributistas de categoría A y B.

Para abril, ya se registraron 10.000 empresas, pero aumentaron los montos de la prestación hasta los $ 18.000 por trabajador, por lo que la cifra seguramente será mayor a los $ 4.000 millones mensuales en los que oscila hasta ahora el Repro II. Y la inscripción sigue abierta hasta el 3 de mayo. En los meses de aislamiento estricto el gasto llegó a los $ 100.000 millones en los meses de mayor restricción por IFE y ATP, el escenario que el Ejecutivo busca evitar.

Desde el Gobierno consideran que "por la mayor recaudación en comparación con el año pasado, se necesitará menos emisión monetaria", según explicó el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Pese a eso, también hay un reconocimiento de que las mayores restricciones tendrán impacto en la actividad, aunque la situación sanitaria domina el escenario.

En tanto, en Economía, Martín Guzmán seguirá buscando fondos locales para mantener su meta de emisión del Presupuesto, pero necesita $ 900.000 millones en el año y apela ahora a los títulos más cortos y tasas más altas para tentar al mercado.

Frente a las necesidades de financiamiento "se impone la suba de la tasa de interés para amordazar la inflación en este año de elecciones parlamentarias", según un informe de M&A Inc., o una mayor emisión de títulos atados al CER, que siguen la evolución de la inflación. Estas opciones pueden "reforzar los desequilibrios fiscales y cuasifiscales".

"Los pasivos remunerados del Banco Central (BCRA) devengarán intereses por más de $ 1,4 billones, equivalentes a unos u$s 14.000 millones anuales", remarcan los analistas sobre los desafíos para Miguel Pesce.

Para José María Segura, economista Jefe de PwC Argentina, se puede mantener cierto nivel de actividad que no requiera recurrir a la emisión monetaria ya que hubo un ajuste real en la primera parte del año. También coincide en que las tasas más altas pueden ayudar contra una inflación en alza y considera que "podrían explorarse medidas tributarias"

En ese marco, la posibilidad que baraja el Gobierno es volver a aumentar retenciones, algo que planteó la secretaria de Comercio Interior Paula Español en clave de precios. Segura advirtió que pueden tener un fuerte rechazo político desde el campo, que ya se mostró en alerta ante la mención de medida. En ese escenario, la inflación del año prevista es del 47,7% para PwC, pero "si hay que monetizar" podría ser mayor y estar en torno al 50%, indicó Segura.

El año pasado, el gasto Covid representó un 5% del PBI y una emisión de $ 2 billones. Este año, se amplió el Repro por $ 23 mil millones pero si se prolonga la crisis deberá ampliarse.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios