Energía

Vaca Muerta e importaciones: se posterga otro gasoducto que es clave para el dólar en 2025

El Gobierno posterga casi tres semanas una licitación clave para el ahorro en importaciones, que podría estar lista para el 2025. Peligra el financiamiento de Brasil a Techint.

El Gobierno postergó la licitación de una obra de infraestructura estratégica para cuando asuma Javier Milei a la presidencia. Se trata de la compra de caños para la segunda etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) de Vaca Muerta; la decisión llega después de que también se demorara la adjudicación de la obra civil para la reversión del Gasoducto Norte, vital para el abastecimiento de energía en el invierno del año próximo.

La empresa pública Energía Argentina (Enarsa) resolvió modificar la apertura de ofertas desde el viernes 1 de diciembre hasta el miércoles 20 de ese mes, a la espera de la asunción de nuevas autoridades y el esclarecimiento de la política energética y de obras públicas que primará en la gestión de Milei.

La adquisición de cañerías se planificó con financiamiento propio de los oferentes. Hasta el momento, solamente Techint había conseguido que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil pusiera unos 400 millones de dólares para solventar la fabricación de tubos en su país, pero las tensiones diplomáticas con el país vecino ponen en riesgo la operación. Fuentes del sector comentaron que empresas de China y Arabia Saudita también estaban interesadas en participar, pero no hubo confirmaciones de ofertas.

El presupuesto previsto para la compra de caños era de u$s 497 millones. La segunda etapa del gasoducto de Vaca Muerta (GPNK II) tiene unos 541 kilómetros e irá desde la planta compresora (PC) Salliqueló, en Buenos Aires, donde terminó la primera etapa, hasta la PC San Jerónimo, en Santa Fe, en donde confluyen los gasoductos Centro Oeste y Norte, en el sistema de Transportadora de Gas del Norte (TGN).

La paralización de la reversión del Norte y la segunda etapa del gasoducto de Vaca Muerta pone en peligro el abastecimiento de energía a partir de agosto 2024 y la sustitución de importaciones con gas natural local más barato

Una vez completada la obra, la Argentina tendría una capacidad de transporte de gas natural extra por 39 millones de m3 diarios (MMm3/d), que le permitirá la sustitución de importaciones de combustibles -gasoil y fuel oil-, gas natural de Bolivia y, eventualmente, llegar con exportaciones de gas de Vaca Muerta hasta Brasil. Por la puesta en marcha de la primera etapa, con unos 11 MMm3/d de capacidad, ya hubo un ahorro en compras de energía en el exterior mayor a los u$s 800 millones en casi cuatro meses.

El Gobierno estimaba que en 2025, con la reversión del Norte y el GPNK II ya inaugurados, se obtuviera un ahorro en importaciones de u$s 7500 millones (a precios internacionales actuales), e incluso se generara un saldo por exportaciones de 1000 millones de dólares. A la vez, el gasoducto de Vaca Muerta permite un ahorro fiscal en pesos equivalente a u$s 1200 millones por año, ya sea por baja de subsidios o por una menor presión en las tarifas para hogares, comercios e industrias.

¿Desabastecimiento de energía?

Como contó El Cronista la semana pasada, la intención de Milei de cortar la obra pública para achicar el gasto y terminar con el déficit fiscal pone entre paréntesis la continuidad de la reversión del Norte, que es central para garantizar el abastecimiento de energía en Córdoba, Tucumán, Santiago del Estero, La Rioja, Catamarca, Salta y Jujuy desde agosto de 2024, cuando Bolivia ya no va a tener más gas en condición "firme" (no interrumpible). De otra forma, la Argentina dependerá de que el invierno que viene sea más cálido que lo normal y que llueva lo suficiente en Brasil para que se llenen sus centrales hidroeléctricas y Bolivia pueda derivar ese gas hacia estos lados.

El ex secretario de Hidrocarburos José Luis Sureda (2015-2017) planteó: "El importantísimo nodo eléctrico de Tucumán no puede quemar gasoil; solo gas. Sin la reversión no podrá generar electricidad y se pierde su potencia de 1500 megavatios (MW). y la potencia del nodo es de unos 1500 MW. Argentina debería negociar ya con Brasil un swap de Gas Natural Licuado (GNL) por gas de Bolivia".

Las constructoras Techint - Sacde y BTU estaban en carrera, con presupuestos más elevados que los estimados por Enarsa (a partir de $ 141.000 millones a tipo de cambio oficial de septiembre), que debía hacer una adaptación para adjudicar uno de los "renglones" de la obra. 

La construcción de un gasoducto entre La Carlota y Tío Pujio, en Córdoba, tiene un costo presupuestado de u$s 713 millones, de los cuales el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) aporta u$s 540 millones y el Estado nacional tenía previsto usar el resto con fondos de las exportaciones de energía eléctrica en los últimos veranos.

Temas relacionados
Más noticias de Vaca Muerta

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.