carne en conflicto

Frigoríficos creen que no se intervendrá Liniers, pero advierten exportaciones irregulares

Mario Ravettino, presidente del Consorcio ABC, dijo que lo ve difícil porque "la Argentina tiene un derecho constitucional que está muy bien resguardado".

La prohibición de exportar carne tomó por sorpresa también a los frigoríficos, que durante el próximo mes, al menos, no podrán tener contacto con los mercados externos.

Mario Ravettino, presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC), es uno de los referentes de ese sector, y en diálogo con El Cronista mostró su preocupación por la medida oficializada este jueves en el Boletín Oficial.

"Es una noticia negativa para todos los integrantes de la cadena, el país y los trabajadores. No hay dudas al respecto. El lado positivo es que al menos una puerta quedó abierta ya que quedan exceptuados de esta resolución todos los contingentes arancelarios como la cuota Hilton, la de Estados Unidos, la de Colombia y el kosher enfriado", explicó.

Del otro lado, fueron vedados Rusia, Chile y especialmente China, clave para la Argentina.

- ¿Preocupa que se frene un mercado clave como el chino?

- No es algo que pueda pasar inadvertido. Hoy es el mercado más grande para la Argentina. Entre el 70% y el 75% de las ventas de carne argentina al exterior, sobre un total de 75.000 toneladas, tienen ese destino. Y medido en dinero, representa 60%.

- Son muchos los que deben estar esperando para ocupar el lugar de la Argentina. ¿Se puede correr el riesgo de complicar la relación con ese mercado?

- Al ser un destino que precisa de un gran volumen, hoy hay espacio para todos; la demanda es muy alta. Todos los competidores que trabajamos en el mercado internacional tenemos un pie en China, algunos con más atención y otros con menos. Más que esto lo que me preocupa es la imagen que estamos dando en el mundo a raíz de esta situación. No es seria. El gran desafío es ahora trabajar para revertir la medida.

-¿Qué ocurrirá con los pedidos que ya estaban comprometidos?

-El presidente fue contemplativo y dijo que lo que está producido no se prohibirá. La vigencia se supone que es a partir de hoy, y esto quiere decir que los embarques que se oficializaron con anterioridad a esto no deberían tener inconvenientes.

La resolución oficial indica que la prohibición tendrá vigencia por 30 días, aunque todo dependerá de si se encuentran las variables para solucionar los problemas a los que el Gobierno apunta. ¿Preocupa que se extienda del mes previsto?

No nos queda otra que ser positivos y entender que vamos a solucionar todo antes. Sino, sí realmente estaríamos frente a un gran problema.

-Una de las posibilidades que surge en este sentido es la intervención del Mercado de Liniers, con lo que el Gobierno buscaría solucionar las distorsiones que se ven en el precio de la carne. Esto de algún modo favorecería al Consorcio ya que solo sus miembros estarían habilitados para exportar. ¿Lo ve posible?

-No creo que se quiera intervenir el Mercado de Liniers. La Argentina tiene un derecho constitucional que está muy bien resguardado. Sin embargo también tenemos que tener en cuenta una realidad. En las operaciones de venta de carne al exterior, muy particularmente a China, hay un grado de subfacturación muy importante. Se ingresan menos divisas y en algunos casos hasta ni se registra ningún ingreso. Precisamos más transparencia en este sentido; es algo que sin dudas hay que corregir. Todos los operadores deben competir en un marco de igualdad.

-¿La solución a esto sería la intervención del Mercado de Liniers?

-No lo veo como opción, pero sí entiendo que se debe encontrar una solución. Quienes participan de esas maniobras, si en el mercado el producto que está exportando vale u$s 5000, lo facturan por u$s 3000 y los otros u$s 2000 entran por un canal paralelo. Con ese dinero se recalienta el precio de la hacienda y se genera un precio ficticio que la hacienda no tiene.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios