Forster sobre Zannini: “Es una señal clara para el establishment económico"

“Es una señal política elocuente”, insistió el referente de Carta Abierta, y enfatizó que el nuevo binomio presidencial es un “equilibrio interesante” entre la “figura moderada” de Scioli y el kirchnerismo puro que representa el funcionario de la Casa Rosada.

El secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, Ricardo Forster, celebró hoy la elección de Carlos Zannini como candidato a vicepresidente de Daniel Scioli y consideró que esa fórmula es una “señal muy clara” al “establishment económico, mediático y financiero” de la continuidad del proyecto kirchnerista.

“No sé si Florencio Randazzo continuará o no con su candidatura (a la Presidencia), no lo veo mal, pero ésta es una decisión muy fuerte porque si alguien es, entre signos de corcheas, claramente Cristina, ése es Carlos Zannini”, destacó el integrante del grupo de intelectuales kirchneristas Carta Abierta.

El filósofo opinó que con el anuncio de que el secretario Legal y Técnico secundará al gobernador bonaerense en la dupla presidencial “entramos en una nueva etapa política que no es una ruptura o un giro conservador o moderado que para algunos podría representar la figura moderada de Scioli”.

“Scioli ha optado por alguien que garantiza la continuidad de un proyecto, la continuidad de lo recorrido a lo largo de estos doce años”, subrayó el intelectual oficialista.

Por otro lado, al hablar en el programa Hacete Cargo, de radio Belgrano, Forster definió a Zannini como identificado con la “idea matriz” del proceso político kirchnerista inaugurado en 2003, y a Scioli como “el aliado más importante, que viene del peronismo”.

“Fue una jugada de gran envergadura, que abre un escenario muy rico, y Carta Abierta llerá ese cambio”, anticipó.

En otra entrevista, con FM Blue, Forster sostuvo que la jugada K “es una señal muy clara hacia adentro del Frente para la Victoria, del peronismo y también hacia las estructuras del poder en la Argentina, hacia la oposición, hacia el establishment económico, mediático y financiero acerca de que ésta es una fórmula que va a seguir por el camino construido desde el 2003 en adelante”.

“Es una señal política elocuente”, insistió el referente de Carta Abierta, y enfatizó que el nuevo binomio presidencial es un “equilibrio interesante” entre la “figura moderada” de Scioli y el kirchnerismo puro que representa el funcionario de la Casa Rosada.

Tags relacionados