Finalizó la autopsia al cuerpo de Nisman: el disparo fue en la sien y con un arma calibre 22

La autopsia al cuerpo del fiscal Alberto Nisman finalizó minutos antes del mediodía y los resultados serán presentados por la tarde. La encargada de comunicar las primeras conclusiones a las que llegaron los forenses será Viviana Fein, la fiscal del caso.

La autopsia al cadáver de Alberto Nisman determinó que el fiscal murió de un balazo que ingresó por el parietal derecho de su cabeza, dos centímetros arriba de la oreja, informaron fuentes de la investigación.

Según el informe preliminar que enviaron los forenses a la fiscal del caso, Viviana Fein, el cuerpo presentaba un orificio de bala con entrada en el parietal derecho que quedó alojado dentro de su cabeza, y tenía pérdida de masa encefálica.

Los peritos extrajeron durante la mañana el plomo que provocó la muerte del fiscal, el cual fue enviado a balística para que sea peritado. Ese peritaje determinó, luego, que en un 99 por ciento el plomo fue disparado por la pistola calibre 22 largo marca Bersa hallada junto al cadáver, dijeron las fuentes consultadas por la agencia Télam.

El fiscal federal Alberto Nisman fue encontrado sin vida anoche en el baño de su departamento de Puerto Madero junto a un arma de fuego y un casquillo de bala calibre 22, luego de que su madre ingresara a la vivienda alertada por la custodia del fiscal, quien alertó a la familia sobre la “falta de respuestas” a los llamados.

Por su parte, según trascendió,  el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, se reunió con los forenses para conocer los detalles de los resultados de la autopsia.

La noticia comenzó a circular como rumor minutos antes de la medianoche del domingo y fue la fiscal Viviana Fein, quien ya se encuentra trabajando en la investigación, la que pasadas las 4 del lunes confirmó la noticia a los periodistas que habían montado guardia en los alrededores de la torre Le Parc, donde vivía el fiscal.

El contacto de la fiscal con la prensa confirmó lo que ya era una verdad a voces alrededor del edificio situado en Azucena Villaflor 450 donde desde las 1.30 estaba el secretario de Seguridad, Sergio Berni, y desde horas antes había móviles de la Unidad Criminalística y de la Unidad Médica Forense de la Policía Federal, ambulancias del SAME, vehículos de emergencia y decenas de oficiales y peritos de la Policía Federal y agentes de la Prefectura.

Tags relacionados