Fallo en contra del acuerdo entre UIA y CGT

Una empresa deberá abonar el 100% del salario, y en forma retroactiva, a una trabajadora suspendida, pese a que su condición estaba prevista en el acuerdo firmado en abril por ambas centrales

La UIA y la CGT prendieron todas las luces de alerta luego de que un fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo pasara por alto un acuerdo que habían firmado, en abril pasado, las centrales que representan a industriales y trabajadores.

Apenas el Gobierno determinó la cuarentena, la UIA y la CGT acordaron que las empresas podrían suspender personal y achicar sueldos, acorde al menor ritmo de actividad que habría ante el cierre de actividades, y como una forma de evitar despidos. Pese a esto, la Justicia resolvió en favor de una trabajadora que se encontraba cesante de sus tareas, y ahora su empleador le deberá pagar la totalidad del salario.

De acuerdo con los fundamentos de los jueces Luis Raffaeghelli y Graciela Craig, el fallo responde a que "el salario es una obligación estructural de la relación laboral regulada como deber del empleador en el artículo 74 de la Ley de Contrato de Trabajo, garantizado además por el artículo 14 bis de la Constitución Nacional".

Por otra parte, dieron a entender que la trabajadora no es quien se debe hacer cargo de la compleja situación económica del país. "La justificación de la merma salarial, aún en las difíciles circunstancias que se viven, no resulta una carga de la trabajadora", apuntaron los magistrados.

De este modo, ordenaron a la empresa pagar "el porcentaje de los salarios retenidos, equivalentes al 20% de su remuneración, desde el primero de mayo de 2020 a la fecha de la presente resolución".

También dispusieron que el empleador "se abstenga de continuar efectuando dicha retención hasta la resolución definitiva de la causa bajo apercibimiento de fijar sanciones en caso de incumplimiento".

Este fallo aplica solo a quien realizó el reclamo ante la Justicia, aunque desde el sector empresario temen ahora que este fallo en favor de los empleados genere un "efecto contagio", que comience a sumar reclamos similares.

En este sentido, Daniel Funes de Rioja, directivo de la UIA, sostuvo que el fallo es "absolutamente inexplicable" y advirtió sobre la posibilidad de que se desate una "catarata de juicios" ya que "hay cientos de miles de suspensiones durante la pandemia".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios