Exportaciones de carne vacuna alcanzan récord en el año pero los precios caen 30% en promedio

En un escenario de caída de precios internacionales por la pandemia, las exportaciones se sostienen en volúmenes, con creciente participación de las compras de China, que ya alcanzan el 83% de total de los envíos al exterior.

En noviembre las exportaciones de carne bovina treparon a 94.584 toneladas equivalentes de res con hueso, ubicándose de ese modo en el mayor volumen mensual en lo que va del año.

De esta manera, la industria cárnica se encamina a colocar en el exterior en torno a las 950.000 toneladas y cierra "un buen año", destacan fuentes del sector. 

Tomadas en valores las ventas externas del sector reportaron operaciones por u$s 261.625 millones, una mejora de 7,7% en relación al mes anterior, aun caída del 22,6% en comparación a noviembre de 2019. 

Los datos corresponden al último relevamiento sectorial del Institiuto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), que destaca el desplome del 30,5% en los precios internacionales promedio en el contexto de la pandemia.

Justamente, esta circunstancia y el cambio del mix de destinos de exportaciones es una señal de la coyuntura que atraviesa el complejo exportador de carne vacuna, a pesar de la recuperación de la demanda externa a partir de mayo de este año.

Es que el mercado europeo, donde van los cortes de mayor valor, virtualmente "se cayó" con la pandemia de coronavirus. Allí se envían bifes angostos, lomo y cuadril, cortes de mayor calidad y buen precio que se ofrecen en consumo extra hogareño, como hoteles y restaurantes, que están muy golpeados por la segunda ola de la pandemia.  

"Europa es muy importante para la industria cárnica argentina, es por lejos el segundo mercado en facturación, pero ahora algunos dicen incluso que hasta Pascuas los restaurantes no vuelven a abrir", señaló Víctor Tonelli, analista del mercado ganadero.

La recuperación de la demanda en el Viejo Mundo es clave para el sector, dado que "no hay otro canal donde ubicar esos cortes", precisó Tonelli.  

Según datos del IPCVA el 83% de las exportaciones de carne comercializadas en noviembre tuvieron como destino los puertos chinos.

Es una muestra de la creciente participación de China en los envíos de carne argentina, dado que en el acumulado de enero a noviembre la participación del país asiático llega al 75% del total. En promedio las exportaciones de carne vacuna superaron en lo que va del año las 75.000 toneladas equivalente res con hueso, cinco mil más que en el mismo período de 2019.

Respecto de este punto hay dos lecturas posibles. Por un lado, se espera que la demanda china sigue fuerte, en especial porque ese país comenzó un proceso de recomposición de sus stocks de pollos y de cerdos, pero "no puede hacer lo mismo con la carne vacuna", indican analistas del sector.

Pero por otro lado, los cortes que se envían a China son de menor valor, lo que termina impactando en las divisas ingresadas por esta vía.

Por caso, mientras el precio FOB promedio de cortes congelados sin hueso, que son los que se envían básicamente a China, se ubicó en u$s 3979 la tonelada, en mercados europeos se colocan los cortes enfriados sin hueso, de mejor calidad, que se pagaron u$s 6250 la tonelada en noviembre. 

De todos modos, hay que recordar que esos valores estaban hace un año en u$s 5700 y u$s 9000 respectivamente, es decir, que la pérdida es myu importante. .   

Hacia adelante, Tonelli espera que "a partir de marzo o abril Argentina empiece a recuperar volúmenes y precios", en parte por la vacuna contra el Covid, y también la vuelta de la primavera en Europa. 

En el caso de China, el experto también avizora un incremento de precios, en un contexto de reducción de la oferta de los países sudamericanos (Argentina, Brasil y Uruguay) "si continúan estos valores".  

Tags relacionados

Compartí tus comentarios