Estibadores denuncian que fueron reprimidos en Entre Ríos y amenazan con extender el paro en los puertos

Hasta la medianoche de hoy se encuentran de paro por un conflicto de representatividad gremial con una empresa del Puerto de Concepción del Uruguay y, tras los incidentes, se declararon en "estado de alerta y movilización"

Los 18.000 trabajadores agrupados en los distintos sindicatos de base que integran la Federación de Estibadores Portuarios Argentinos (FEPA) podrían volver al paro luego de la medida de fuerza que, por 24 horas, lanzaron ayer hasta la medianoche de hoy en 21 terminales de todo el país por un conflicto de representatividad gremial con una empresa que opera en los puertos entrerrianos de Concepción del Uruguay y Ibicuy.

Tras denunciar que la policía de la provincia de Entre Ríos reprimió con dureza a los estibadores y sus familias que manifestaban frente a la terminal de la empresa Urcel S.A., FEPA se declaró en estado de alerta y movilización y no descartan profundizar el conflicto, dijeron a El Cronista fuentes gremiales.

"La Policía de Entre Ríos por orden del gobierno y un juez local golpeó y detuvo a trabajadores de la estiba y familiares que reclamaban frente a la terminal. En este momento "cazan" casa por casa a trabajadores portuarios. El pueblo esta sitiado", denunciaron en un comunicado.

Según Cesar Aybar, secretario general del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de Rosario, uno de los gremios de estibadores que integran la Federación, la decisión de reanudar las medidas obedece a los sucesos de esta madrugada en Entre Ríos y también como respuesta a la negativa de las autoridades provinciales y nacionales a intervenir para resolver el conflicto.

Aybar explicó a El Cronista que la empresa uruguaya desconoce resoluciones del Ministerio de Trabajo que le dan la representación de sus 120 trabajadores al SUPA de Ibicuy y cierra acuerdos salariales "a la baja" con el SUPA del Bajo Paraná y Delta del Paraná, una entidad que se encuentra intervenida desde 2019 por diversas irregularidades. "Los compañeros de la empresa tienen sueldos por debajo de la mitad de lo que gana un estibador promedio en el país", agregó. "No es un problema de encuadramiento, eso está resuelto, el problema es que la empresa se niega a acatar las resoluciones. No entendemos cómo el Ministerio de Trabajo no ha intervenido hasta el momento", se quejó.

Los puertos afectados por las medidas son, entre otros, los de Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Rosario, Bahía Blanca, San Antonio Este, Puerto Rosales, Quequén, Corrientes, San Julián y San Nicolás. A estos se suman Concepción del Uruguay, San Lorenzo, Caleta Paula, Puerto Santa Cruz y Puerto Deseado.

Según el dirigente de SUPA Rosario la adhesión a la medida fue contundente.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios