En un año, la plantilla del Estado se engrosó con más de 90.000 empleados públicos

Supone un crecimiento del 2,9% y es ocho décimas más alto que el movimiento registrado en el sector privado, según datos del Ministerio de Trabajo.

En el lapso de un año, la plantilla de empleados públicos creció 2,9% y sumó cerca de 93.000 puestos de trabajo al sector gubernamental. Se trata de un crecimiento mayor al que experimentó el empleo asalariado privado, que se elevó interanualmente 2,1%, según se desprenden de datos reportados por el ministerio de Trabajo.

El informe sobre la situación y evolución del trabajo registrado en la Argentina, que elabora la cartera laboral, con datos a agosto, muestra que en agosto del corriente año había cerca de 9,6 millones de asalariados, incluyendo al sector privado, sector público y el trabajo en casas particulares; y otros 2,4 millones de trabajadores independientes, enrolados como monotributistas o autónomos.

El ministerio a cargo de Claudio Moroni postuló que en la comparación interanual se advierte una expansión del 2,2% del empleo registrado, con 211.600 nuevos trabajadores. Este crecimiento se explica principalmente por la incorporación de 124.000 trabajadores al sector privado, y y 93.200 al sector público. Respectivamente, las variaciones son del 2,1% y 2,9%. 

Según los datos oficiales, en la Argentina hay aproximadamente 3,3 millones de empleados públicos en todas las instancias. En diciembre de 2019, contabilizaban 3.249.100 trabajadores. Ergo, bajo el gobierno de Alberto Fernández, entre altas y bajas, se incorporaron más de 50.000 contrataciones.

Una lupa al mercado laboral

El trabajo en casas particulares, en cambio, mostró una caída del 1,3%. En la actividad doméstica se destruyeron 5700 puestos.

El informe también advierte que los monotributistas crecieron en el último año. Unos 115.3000 trabajadores se sumaron a los registros de la AFIP en el régimen simplificado. Esta expansión, según Trabajo, se explica principalmente por los crecimientos registrados en el monotributo tradicional, con 87.100 personas, y del 42% del monotributo social con 11,600  personas más. Por su parte, la cantidad de aportantes al régimen de autónomos se redujo un 3,6%, y bajó en 14,200 puestos.

Las estadísticas laborales también desnudaron la relativa ineficacia del decreto "antidespidos" para frenar del todo el cese de relaciones laborales: en marzo de 2020, cuando fue establecido, se contabilizaban 12.036.600 trabajadores registrados, pero dicha cifra bajó en mayo del año pasado a 11.747.000 y exhibió una pérdida de casi 290.000 puestos de trabajo.

Se oficializó el nuevo decreto antidespidos y suspensiones: a quiénes aplica y por cuánto tiempo

Con respecto a la evolución del empleo sectorial, las variaciones mensuales fueron positivas en 7 de los 14 sectores analizados. Entre las ramas de actividad que mostraron mayor dinamismo mensual se encuentran Hoteles y restaurantes (+1,2%), Pesca (+1,0%), Construcción (+1,0%), Enseñanza (+0,8%), Explotación de minas y canteras (+0,2%). Comercio y reparaciones, y Suministro de electricidad, gas y agua mostraron una variación de +0,1%.

Tags relacionados

Comentarios

  • LB

    Lisandro Burne

    04/11/21

    Este modelo populista berreta es insostenible. Ojalá explote pronto así comenzamos de -1000 de una vez y para siempre.!

    0
    0
    Responder
  • EEGG

    eduardo errnesto garay garay

    03/11/21

    Tiene que haber el triple de empleados nuevos en el Estado. Así esos empleados gastan sus sueldos en comprarse muchas cosas. Los comercios ganan el triple. Las fábricas nacionales se multiplican con nuevos puestos de trabajo. Y como todo tiene sus impuestos: el dinero que se les paga a los empleados públicos regresa al arca del Estado y puede pagarles de nuevo los sueldos y así hasta las próximas cinco décadas.

    0
    1
    Responder
    • AFR

      Alberto Fabian Ribes

      04/11/21

      La duda es: como produce dinero el Estado ? Imprimiendo ? claro, es re fácil la industria debe dejar de producir y los empleados pasar al Estado, el campo dejar de producir y que el Estado imprima dinero a diestra y siniestra y así a nadie le faltará el dinero, tantos años pasaron y todavía no se dieron cuenta . Pero seguro algún mal pensado dirá que quieren más empleados públicos para asegurarse su voto por temor que el que venga los raje y tener cada vez más esclavos de un Estado ineficiente.

      0
      0
      Responder
      • M

        Marcos

        04/11/21

        @Alberto Fabian Ribes Eduardo lo esta diciendo en joda. Espero.... Sino suena que en pleno siglo 21 descubrió el manantial infinito de la riqueza. Ni en pedo se le ocurrio a algun craneo antes.

        0
        0
        Responder
  • AG

    Alberto Gritta

    03/11/21

    A cambio del voto, mas que vergüenza da !

    3
    0
    Responder
  • JC

    John Connor

    03/11/21

    Todos ñoquis vacunados VIP de la campora...

    2
    0
    Responder