CUENTAS PÚBLICAS

El déficit fiscal total fue de casi $ 300.000 millones en los primeros 4 meses del año

El agujero primario en el primer cuatrimestre rondó los $ 109.000 millones según la OPC, mientras que el déficit fiscal total es de casi el triple. Los gastos por Covid en abril fueron la décima parte que el mismo mes del año anterior.

El déficit fiscal primario totalizó en abril $ 55.270 millones y acumuló en el primer cuatrimestre un rojo de $ 109.250 millones, según datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) que sigue los gastos e ingresos devengados de la administración nacional. 

Si se agrega el componente financiero, el déficit total en abril llegó a $ 98.962 millones y consolida en el cuatrimestre un agujero de $ 295.692 millones, con lo que disipa las impresiones positivas que pudo haber dejado el primer bimestre en el Gobierno o en algunos analistas.

En abril, los ingresos corrientes totalizaron $ 539.317 millones, con los tributarios como la principal fuente con $ 370.380 millones y una suba real de 44,9%, seguido por los aportes y contribuciones de seguridad social con $ 152.290 millones, con lo que el incremento sobre la inflación fue de 14,2%. 

La comparación arroja esa recuperación debido a que abril de 2020 fue el primer mes alcanzado completamente por la pandemia y la cuarentena que deprimió la actividad y la recaudación. 

Pero como el informe computa como ingreso corriente los giros de utilidades de las letras intransferibles del Banco Central al Tesoro, que se traducen en monetización del déficit fiscal, en la comparación interanual el total de ingresos corrientes cayó 28,7% en términos reales. 

Es que en abril de 2020, las rentas de la propiedad donde se inscriben estos giros ascendieron a $ 230.000 millones, mientras este mes fueron de solo $ 7375 millones. La OPC estima que si no se contabilizan esos ingresos la suba real sería de 24,9%.

Los gastos corrientes ascendieron un 7,9% en la comparación interanual, que frente a una inflación de 46,3% en el período arroja una baja real de 26,3%, debido a erogaciones asociadas al Covid mucho menores, por $ 25.602 millones cuando en abril de 2020 fue de $ 230.649 millones

Ingresos y gastos primarios de abril de 2019, de 2020 y de 2021. Fuente: OPC

Las principales partidas fueron de prestaciones sociales, por $ 354.406 millones, apenas 7,1% más que hace 12 meses, seguido de gastos de funcionamiento ($ 75.743 millones) y de subsidios económicos ($ 65.499 millones). Transferencias a provincias alcanzaron los $ 24.500 millones y los giros a universidades, $ 19.647 millones. 

  Dentro de los programas sociales, el nivel de ejecución en abril de 2021 totalizó $ 53.503 millones, una reducción de 61,7% en términos reales al registrado en igual mes del 2020 ($ 95.591 millones), debido a la eliminación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), a pesar del crecimiento del gasto que significó la suba de los montos de la Tarjeta Alimentar en febrero, el bono de $ 15.000 a AUH y la ampliación del Repro II.

Evolución de las prestaciones sociales. Fuente: OPC

  

En el acumulado del año, los ingresos corrientes llevan un aumento de 31,3% y totalizaron $ 2,07 billones, explicados casi en su totalidad por los ingresos tributarios ($ 1,35 billones) y los aportes y contribuciones a la seguridad social ($ 601.203 millones), aunque estos últimos crecieron menos que la inflación y cayeron 3,8% en términos reales respecto al mismo período de 2020.

Los gastos primarios, en tanto, alcanzaron los $ 2,18 billones, un 32,4% más en la comparación interanual. Las prestaciones sociales alcanzaron los $ 1,31 billones, un aumento nominal de 22,3%, mientras que los subsidios económicos ascendieron a $ 233.649 millones, un incremento interanual de 70,8%. Los gastos de funcionamiento totalizan $ 293.717 millones y los de capital, $ 171.052 millones. En tanto, los pagos de intereses treparon a $ 186.442 millones.


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios