En la Ciudad hacen falta $ 14.127 para no ser pobre y $ 72.000 para ser de clase acomodada

La Dirección de Estadísticas y Censos porteña informó además que las familias con ingresos entre 18.000 y 22.000 pesos son "clase media frágil".

La Dirección de Estadísticas y Censos porteña informó hoy que para que una familia evite caer en la pobreza en la Ciudad necesita ingresos superiores a $ 14.127, mientras que para ser de clase "acomodada", debe reunir $ 72.052 mensuales.

Si una familia tiene ingresos menores a $ 7057 pesos mensuales, está por debajo de la línea de indigencia; de ese nivel de ingresos hasta los $ 14.127, satisfacen sus necesidades alimentarias pero no llegan a cubrir la canasta total que marca la línea de pobreza; las familias no pobres vulnerables son aquellas que reúnen entre $ 14.127 y $ 18.013.

El sector medio frágil, en tanto, está definido por los grupos familiares con ingresos entre $ 18.013 y $ 22.516 mensuales. 

Las familias de clase media son aquellas que tienen ingresos entre $ 22.516 y $ 72.052, mientras que las que superan esta última cifran son "acomodadas".

El organismo estadístico porteño calculó también las canastas de consumo, que son las que determinan las líneas de pobreza e indigencia.

Para una familia tipo propietaria de su casa, la canasta básica alimentaria en febrero fue de $7626,42 y la canasta básica total ascendió a 18.013 pesos mensuales.

Una sola persona propietaria de su casa necesitó en febrero $2500,46 pesos para alimentarse, mientras que para vestirse y el resto de los gastos básicos ascendió a 6288,29 mensuales.

Para una pareja sin hijos que alquila, en febrero la canasta alimentaria fue de $ 4625,86, mientras que la básica total alcanzó los $ 14.045,04 mensuales.

Tags relacionados