FUENTE DE PESOS

El Tesoro sigue viviendo de prestado: cuánto financiamiento extra consumió en los últimos meses

Con la Ley de Solidaridad, el fondo de la ANSeS había aumentado el límite de tenencias de títulos públicos de su cartera de 50% a 70%, y desde entonces el Ejecutivo ya tomó fondos por la mitad del margen adicional. Si se incluyen otras tenencias que no se computan para el cálculo de la ley, la proporción de papeles estatales alcanza el 79,5%.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) registró al cierre del primer trimestre un valor de $ 3,67 billones, lo que representa una suba de los activos de su cartera de apenas 4,9% en pesos respecto a fines de 2020 y un deterioro de 7,1% frente a una inflación de 13%, informó la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS).

No obstante, frente a marzo de 2020 acumula un aumento de 54,6%, una valorización de 8,4% en la comparación interanual. En tanto, en dólares alcanzó los u$s 39.938 millones, medido al tipo de cambio oficial, y retrocedió 4% en los últimos tres meses (unos u$s 1664 millones). Respecto a diciembre de 2019, el crecimiento es de apenas u$s 72 millones, menos de media décima de crecimiento.

Buena parte del crecimiento de los activos del FGS se vio reflejada en el aumento del stock de los títulos públicos nacionales, que en tres meses pasaron de $ 2,07 billones a $ 2,18 billones, con lo que volvió a aumentar la proporción dentro de la cartera y llegó a 59,3% de la cartera.

Así, desde la sanción de la Ley de Solidaridad impulsada por el oficialismo que extendió 20 puntos porcentuales la capacidad de financiamiento del FGS al Tesoro, una de las fuentes de pesos para cubrir los gastos corrientes, ya se consumió casi la mitad. Antes de diciembre de 2019 el 50% de la cartera podía estar constituida por estos papeles, límite que fue elevada a 70% con la ley.

De esta manera, a valores actuales, el Tesoro puede tomar hasta $ 393.000 millones más del fondo que administra la ANSeS.

Los otros títulos públicos que explicaron parte del aumento del stock del FGS fueron los bonos cuasipar, colocados a las antiguas AFJP en 2005, que pasaron de $ 422.715 millones a $ 477.833 millones, aunque estos no computan para contrastar con el tope establecido en la ley. Si se incluyeran, representarían el 72,3% de la cartera.

Pero además otra de las inversiones relevantes del FGS son los títulos emitidos por entes estatales, que totalizaban a marzo unos $ 131.676 millones, $ 17.000 más que en diciembre de 2020 y casi el doble del stock de fines de 2019. Estos papeles tampoco cuentan para el cómputo de la ley y representan 3,5% de la cartera.

Por su parte, los préstamos a provincias del FGS se mantuvieron en $ 110.022 millones y significaron el 3% de la cartera. Sumado a inversiones en acciones de empresas estatales, la proporción de tenencias en papeles estatales trepan en total al 79,5%, cerca de $ 2,92 billones de los $ 3,67 billones de la cartera.

Otras inversiones

Fuera de los títulos públicos, las mayores tenencias siguieron siendo las acciones, que totalizaban al cierre del primer trimestre unos $ 317.683 millones, una caída de 6,1% respecto a fines de 2019.

Casi $ 315.000 millones corresponden a acciones de sociedades anónimas, donde las mayores inversiones son en Ternium Argentina ($ 58.975 millones), Telecom Argentina ($ 39.552 millones), Banco Macro ($ 36.331 millones), Grupo Financiero Galicia ($ 29.695 millones), Transportadora de Gas del Sur ($ 26.631 millones) y Pampa Energía ($ 26.595 millones). Más allá de la baja, son cifras similares a las del trimestre anterior.

En tanto, el stock de inversiones en obligaciones negociables (ON) subió casi 10% (algo menos que la inflación) y alcanzó los $ 45.252 millones, cuando en diciembre de 2019 era de menos de $ 20.000 millones. Por sectores, el 74% de las ON son de empresas de petróleo y gas, el 12% en otros segmentos de energía y el 6% en electricidad, proporciones similares a las del trimestre anterior.

Por otro lado, las tenencias en plazos fijos aumentaron de $ 52.287 millones a $ 72.365 millones (suba real de 22%), mientras que las destinadas a fondos comunes de inversión ascendieron de $ 37.834 millones a $ 40.950 millones (caída de 4,2% en términos reales).

Tags relacionados

Compartí tus comentarios