Empresarios metalúrgicos con números en rojo y leve cambio de expectativas

La falta de dinamismo del complejo automotor y la construcción impactan en esta industria. Leve cambio de expectativas para el próximo trimestre, pero que aún no se traducirá en más empleo.

Ya no es novedad. La producción en la actividad metalúrgica se hundió 7,1% el mes pasado, y sumo un nuevo capítulo de una caída que parece no tener fin. Según datos de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) en lo que va del año la contracción ya alcanza el 7,6%.

Algunos segmentos de la actividad registran caídas de dos dígitos, como el caso de fundición (13,4%), bienes de capital (12,7%), y autopartes (11,9%).

Por su parte, equipamiento médico mostró números en rojo pero menos subidos de tono, con una caída de 2,4%, mientras que la fabricación de productos de metal cayó 1% y aparatos eléctricos retrocedió 7,1%.

Pero en línea con el buen desempeño de algunas cadenas de valor, el rubro maquinaria agrícola avanzó en noviembre 9,5% y carrocerías, remolques y semirremolques crecieron 4,7%.

Pese a ello, aún no es suficiente para un giro en la tendencia. De acuerdo a la encuesta de expectativas para el trimestre móvil diciembre 2019-febrero 2020, sólo uno de cada cuatro proyectó un incremento en la producción.

El informe explica que el 25% de los empresarios consultados considera que tendrá un mejor desempeño en los próximos tres meses, pero "el 29% prevé una caída en la producción" en ese período.

Desde Adimra señalan que bajó "el porcentaje de empresarios que esperan una disminución de la actividad, sin embargo, aún se mantiene alto el porcentaje de visión negativa".

El dato saliente, sin embargo es que apenas una porción menor de los empresarios metalúrgicos estima agrandar la plantilla de empleados. "Sólo el 9% de los empresarios espera un aumento del nivel de empleo en el corto plazo", en tanto que "el 14% prevé una disminución en su plantilla de personal durante los próximos tres meses".

Aunque el informe no lo aclara, el dato no sorprende. Es que se trata de una industria muy dependiente del dinamismo en algunos sectores específicos.

Así, la caída de la producción en el complejo automotor-autopartista resulta en una caída del 11,1% en la metalurgia, mientras que la construcción supone una baja del 5,4% e incluso el desempeño de alimentos y bebidas, determina una contracción del 3,1% en la industria metalúrgica.

Tags relacionados
Noticias del día