Empleo público: en las provincias, los estatales perdieron casi 15 puntos contra la inflación

Los trabajadores de las administraciones gubernamentales recibieron una recomposición promedio del 22%. Solo tres provincias se aproximaron a empardar la evolución de los precios, y en dos distritos mejoraron los haberes en términos reales.

En un año para el olvido para las finanzas provinciales, con una caída abrupta de la economía en torno al 12% y derrumbes aún mayores en las recaudaciones, los empleados estatales estuvieron lejos de conseguir acuerdos salariales que les permitieran recuperar poder adquisitivo erosionado por la inflación que, a la espera del dato oficial del Indec, los analistas privados ubican por encima del 35%.

Las paritarias firmadas entre las 23 provincias y la ciudad de Buenos Aires con los representantes de los docentes, médicos, personal policial y administrativo, entre otros, promediaron el año pasado el 22% de incremento salarial, en buena medida acordado con leves subas porcentuales, y otra parte mediante sumas fijas no remunerativas pero que se descuentan que ingresarán este año, en todo o en parte, a los básicos.

Tal porcentaje ubica a los trabajadores de las gobernaciones provinciales levemente por debajo de sus pares de la administración pública nacional, que en diciembre obtuvieron un incremento del 18% y un bono de $ 4000 que clausuró la discusión del 2020 con una suba cercana al 25%. Por tanto, también perdieron casi diez puntos frente a la inflación estimada.

Según un reporte al que accedió El Cronista, elaborado por la consultora Aerarium en base al gasto devengado de los distritos, solo tres provincias quedaron por encima de la inflación proyectada, y apenas dos de ellas otorgaron incrementos que mejoran en términos reales el poder adquisitivo de los empleados públicos.

Aunque los datos son al 31 de diciembre pasado, varios distritos están cerrando en estas semanas la discusión paritaria del año pasado, y fijando fecha para discutir eventuales incrementos y otros reclamos laborales a partir de marzo o abril. Este es el caso de la provincia de Buenos Aires, que tras cerrar esta semana una recomposición del 1% para diciembre de 2020, clausuró la discusión paritaria del 2020 con una suba promedio cercana al 30%.

 

Los más y los menos

La paritaria efectiva, en términos porcentuales  y tomando en cuenta cláusulas gatillo y sumas otorgadas, da cuenta de que Misiones, San Luis y Santiago del Estero otorgaron las actualizaciones más altas, mientras Chubut, Jujuy, La Rioja y Mendoza quedaron al fondo, con porcentajes de apenas un dígito.

En la tierra colorada gobernada por Oscar Herrera Ahuad, los empleados públicos recibieron 34,9% de recomposición, con un 13% en febrero, otro 7% en marzo, y 14% en septiembre. A diferencia de sus vecinas, Misiones tuvo un “veranito por las menores restricciones de circulación por la emergencia sanitaria de coronavirus, lo que favoreció la actividad comercial y la migración de demanda desde Chaco y Corrientes.

La “república de San Luis también logró esquivar las dificultades de caja de sus vecinas mediterráneas y allí el gobernador Alberto Rodríguez Saá avaló una suba del 40%, que se escalonó con un 15% en marzo, y cinco puntos en mayo, julio, septiembre, noviembre y diciembre.

Cerca de esa cifra anduvo Santiago del Estero, donde Gerardo Zamora completó una mejora del 38,7%. En diciembre, el gobernador otorgó un bono de $ 34.000 en dos pagos, depositados a comienzo de ese mes la mitad, y el restante en la primera semana de enero. En febrero, además, el salario básico tendrá una actualización del 47%. En Santiago también se paga con recursos propios y girados por Nación 50.000 tarjetas alimentarias, 5000 subsidios a trabajadores de la cultura y el deporte, y 8000 planes para la “Emergencia Laboral . 

En el fondo de la tabla quedaron Chubut, donde Mariano Arcioni apenas otorgó un 6,1%; Jujuy, con otro 7,1% avalado por el gobernador Gerardo Morales; La Rioja, con 4,1% que se verá morigerado por la decisión de Ricardo Quintela de pautar la paritaria 2021 en más del 50%. Mendoza, bajo el mando de Rodolfo Suárez, dio un 9,6% y desdobló a su vez el pago de aguinaldos para sueldos superiores a los $ 70.000.

La ciudad de Buenos Aires, en tanto, otorgó a sus estatales un 23,4% luego de acordar con los municipales de la capital aumentos del 13,2%, 5,7% y 2,5% en enero, febrero y marzo, respectivamente, y que en rigor de la verdad corresponden a ajustes de la paritaria 2019. Desde entonces, apenas otorgó 2,1% en julio, y frenó las negociaciones en medio de la disputa abierta con el Estado nacional por la quita de dos puntos de la Coparticipación que se destinaba a cubrir la transferencia de la policía a jurisdicción porteña. En las próximas semanas, sin embargo, podría haber discusiones.

Córdoba, en tanto, que acaba de reestructurar su deuda pública por u$s 1700 millones de corto vencimiento, concedió a sus trabajadores 15,3%.

Tags relacionados
Noticias del día
Finanzas y Mercados

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero

En marzo subió el déficit primario, pero bajó el financiero
El déficit primario tuvo un aumento interanual del 78,1% nominal y del 26,2% en términos reales. El financiero, que incluye el pago de servicios de la deuda, registró una suba del 32,2% a valores corrientes pero una baja del 6,3% si se descuenta la inflación. Son datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Compartí tus comentarios