Elecciones 2021

El dilema de la oposición: esperar a Vidal o armar un plan B

La ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires es la única que podría ordenar la oferta de Juntos por el Cambio en el distrito, pero aún no decidió si jugará. Qué otros nombres se barajan.

Un año y medio después de haber dejado el Gobierno, Juntos por el Cambio mantiene su unidad, aunque ahora como coalición opositora. Halcones y palomas o duros y blandos conviven y buscan ampliar el espacio para hacerlo más competitivo. Al tratarse de elecciones legislativas y no haber un resultado único a nivel nacional, las miradas se concentran en la provincia de Buenos Aires, el distrito con mayor peso electoral.

A pesar de las incontables conversaciones y negociaciones, el calendario electoral por el momento no se modificó. Si bien el Gobierno puso sobre la mesa diversas variantes y Juntos por el Cambio propuso postergar un mes los comicios, lo cierto es que por el momento no hubo cambios, por lo que el calendario electoral sigue su curso. De este modo y los partidos políticos deberían presentar sus listas de precandidatos el próximo 19 de junio, aunque aún esa fecha podría no ser la definitiva.

A la hora de buscar nombres propios para las boletas bonaerenses, existe un solo nombre propio que podría satisfacer a todos: María Eugenia Vidal. La ex gobernadora es la única que generaría consenso necesario para que no haya dudas sobre presentar una lista de unidad. Las dos líneas de intendentes y referentes territoriales del PRO -el Grupo Dorrego y La territorial-, las dos líneas de la UCR bonaerense -que se enfrentaron en internas, con la victoria de Maximiliano Abad sobre Gustavo Posse-, la pata del Peronismo Republicano -referenciado en Miguel Pichetto- y la Coalición Cívica estarían de acuerdo en que Vidal encabece la lista.

Pero hay un tema por resolver. Es que la oriunda de Flores aún no comunicó si buscará competir este año. Más aún, se encuentra abierta la posibilidad de que busque ser diputada nacional del otro lado de la General Paz, ya que también está habilitada a presentarse por la ciudad de Buenos Aires.

Mientras se espera su decisión, que simplificaría la martingala electoral opositora, el resto de los dirigentes explora los posibles planes B. "La primera opción es María Eugenia, que no dio definiciones. Si no es ella, las alternativas son infinitas", reconocen cerca de un intendente bonaerense de peso.

Los jefes comunales del conurbano buscan hacer valer su lugar. Es que lograron ser reelectos en 2019, cuando tanto Mauricio Macri como Vidal sufrieron derrotas. Uno de las cláusulas que presentaron es el certificado bonaerense: quieren cortar con una lógica que consideran nociva para la provincia, que es el arribo de dirigentes con militancia porteña a La Plata. Creen que los últimos tres gobernadores, Daniel Scioli, Vidal y Axel Kicillof, tenían poco conocimiento de la realidad de un distrito tan complejo cuando asumieron.

Esto jugaría en contra de uno de los posibles nombres, Diego Santilli. El vicejefe de gobierno porteño podría continuar su carrera política en el ámbito bonaerense. Igualmente, la mayoría de los intendentes se reconocen como pragmáticos. Si el segundo de Horacio Rodríguez Larreta es el que más mide, no dudarán en apoyarlo.

Jorge Macri es uno de los que ya avisó que buscará ser candidato a gobernador en 2023. El intendente de Vicente López no tuvo inconvenientes en poner sobre la mesa varios nombres propios. En diálogo con CNN Radio, consideró que en Juntos por el Cambio hay muchos dirigentes sin cargo y que "lo bueno es que fueran candidatos. Como María Eugenia Vidal, Facundo Manes, Lilita Carrió, Joaquín De la Torre, Hernán Lombardi, Patricia Bullrich. Son personas que nos pueden representar muy bien. Si ellos no quieren es otra cosa".

Por otro lado, desde el PRO sostienen que no le tienen miedo a una eventual primaria para dirimir las candidaturas, y recuerdan que "lo hicimos en 2015 para la sucesión de Macri en la ciudad con Larreta y Michetti, están para eso si no hay acuerdo". Igualmente, señalan que la lista de acuerdo sería lo ideal, ya que permite ahorrar energía. Y recursos económicos.

Igualmente, con la llegada de la segunda ola de Covid-19 y la tensión que se vive en el sistema sanitario, las conversaciones políticas sobre la estrategia electoral mermaron en las últimas semanas. Quienes deben gestionar se encuentran enfocados en hacer frente al actual contexto, y quienes no tienen cargos no quieren mostrarse faltos de tacto ante la realidad.

Tags relacionados

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    06/05/21

    Legistadores convoquen a ENMENDAR la CONSTITUCIÓN para mudar la Capital Federal al Interior del país y crear la RABA (AMBA con 1 Jefe e intendentes por distrito, CABA incluida) # ¡ANULEN LAS PASO ¡País unido y federal sin grieta origen de odios y atraso
    Papa Francisco ya como lo hiciera Juan Pablo II en 1987, venite a Viedma / Carmen de Patagones para desde allí unir a todos los argentinos,y que la gente más valiosa se vea favorecida para trasladarse desde el SOBREPOBLADO Y EPIDÉMICO AMBA a la IMPOLUTA y PROMISORIA PATAGONIA
    Carísimo Jorge B. observá lo que algunos ?compatriotas? ya están perfilando?: https://www.perfil.com/noticias/politica/alfredo-cornejo-cada-vez-tiene-mas-sentido-la-idea-de-mendoza-y-cordoba-de-separarse-del-pais.phtml (¿Resultaría utópico avizorar que entonces la Patagonia llegara también a querer separarse, acaso adoptando Puerto Stanley como su capital federal??.)
    Ya perdimos en tiempos de [Rivadaviia] > Dorrego vs Lavalle > [Rosas] la Banda Oriental cuando Artigas no consiguió ese traslado a otro lugar de las Provincias Unidas (¿ Paraná, Entre Ríos?); por su fracaso debió exiliarse a Paraguay y sus rivales crearon luego el actual Uruguay

    0
    0
    Responder