ELECCIONES LEGISLATIVAS

El silencio de Cristina, un duro conurbano y empresarios desconfiados: la batalla de Tolosa Paz por lograr un milagro

La candidata a diputada del FdT lleva adelante una campaña electoral con muchos obstáculos aunque se muestra optimista; los planes a futuro

Desde la noche de la derrota en las PASO que no habla con Cristina Kirchner. Los empresarios que la escuchan se muestran desconfiados y en el conurbano que recorre a diario están enojados y se lo plantean abiertamente. Pero a pesar de todo eso Victoria Tolosa Paz se muestra optimista y cree que aún puede revertir el resultado electoral con la campaña proselitista que encara en estos días en la provincia de Buenos Aires.

La candidata a diputada bonaerense del Frente de Todos (FdT) está convencida de que hará falta de un "gran acuerdo nacional" entre el empresariado, la sociedad y el gobierno para salir de la crisis en que se ve sumergida la Argentina. Así se lo transmitió ayer a un grupo de 100 empresarios reunidos en el Hotel Alvear y nucleados en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP). 

La campaña electoral de Tolosa Paz transcurre en estos días a un ritmo mucho más lento de la vorágine que antes de las PASO. Pero no por ello se visualiza una variedad de actores, lugares y situaciones en las que se topa la candidata del FdT.

Desde aquella fatídica noche en que perdieron en las PASO que Tolosa Paz no dialoga con Cristina Kirchner. Según pudo saber El Cronista de un allegado a la candidata platense la vicepresidente ni siquiera le envía mensajes por WhatsApp como antes. Hay un silencio absoluto del lado de la ex presidenta.

El enojo de Cristina Kirchner con el albertismo parece terminante. Hubo un intento la semana pasada por cerrar un encuentro de Tolosa Paz con la vicepresidenta pero no se pudo lograr por "problemas de agenda". 

No obstante, la ex secretaria de Políticas Sociales no se muestra resentida con Cristina Kirchner ni mucho menos molesta por aquel saludo frio y distante que le destino la vicepresidenta en público la noche de la derrota. "Por lo menos fui la única que se acercó a saludarla", se escuda ante sus allegados la candidata del FdT sobre ese vacío que le dedicó Cristina. El diálogo con Cristina está cortado pero Tolosa Paz se acomoda a la circunstancia y se conforma con hablar casi a diario con Máximo Kirchner para enviar mensajes a la vicepresidenta.

La campaña bonaerense de Tolosa Paz está concentrada hoy en recorridos sin prensa ni fotos por el conurbano bonaerense. Apuntala la tercera, segunda y séptima sección electoral. Es donde peor les fue en las PASO y donde creen que se puede dar un milagro. La candidata del Frente de Todos confía en el aparato movilizante de los intendentes del PJ y en que el electorado peronista que no fue a votar en septiembre los haga ahora para marcar diferencias con Juntos por el Cambio. Nada fácil la tiene.

"La gente está enojada pero no con el gobierno sino por los coletazos duros de la pandemia y por una situación económica que viene de arrastre y que ya no resiste", explicó Tolosa Paz a un grupo de vecinos esta semana en una recorrida por el conurbano. Como antídoto a ello cree que hace falta una fuerte presencia del Estado para dar respuestas y confía en ese acuerdo nacional necesario entre todos los sectores para salir adelante.

Claro que antes de ellos está la campaña difícil, debe revertir el golpe de las PASO y ganar el 14 de noviembre.  

A los empresarios que se reúne asiduamente Tolosa Paz les dice lo mismo: que sólo se construye con acuerdos, que hacen falta impuestos progresivos, que "lamentablemente el cepo vino para quedarse si antes no se arreglan los problemas de la macroeconomía" y admite que el control de precios es una medida "antipática" pero necesaria para controlar hoy la inflación. 

Ayer le tocó responder a un grupo de vecinos bonaerenses sobre los actos dispares del peronismo en el Día de la Lealtad. Tolosa Paz no estuvo en el acto de la CGT porque optó por quedarse en el almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP) aunque un día antes había estado en la Plaza de Mayo donde Hebe de Bonafini y Amado Boudou criticaron duramente a Alberto Fernández. 

"La sociedad no va a resolver todo por un acto", se escudó como respuesta. El tiempo y los comicios de noviembre dirán si finalmente las internas en el Frente de Todos no pesan más que un simple acto en la Plaza de Mayo o en las puertas de la Central Obrera. 




Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    19/10/21

    TOLOSA LA MILA-GROSA... JAJAJA

    1
    0
    Responder