El shock en la OPEP potenció el pánico por el impacto del coronavirus

El precio del petróleo en el mercado internacional se contrajo el lunes a niveles de principios de 2016, con un retroceso de 26,5%, como consecuencia de la disputa en la producción entre Rusia y Arabia Saudita y la abrupta caída de la demanda a consecuencia del brote de coronavirus. 

El precio del barril de crudo de la variedad Brent -que se toma de referencia en la Argentina y se negocia a futuro en Londres- concluyó a US$ 33,45 para las entregas en mayo, según reportó la agencia Bloomberg.

El jueves pasado, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidió aplicar un recorte en la producción de crudo de 1,5 millón de barriles diarios, ante la caída en el precio internacional.

El viernes, los saudíes se reunieron con dirigentes de Rusia, el principal país productor de hidrocarburos por fuera de la OPEP, pero no alcanzaron acuerdo sobre los recortes, lo cual desató una guerra de precios entre Riad y Moscú y derrumbaron al crudo con la peor caída diaria desde 1991.

El cruce de amenazas de ambos países productores anticipa que habrá más bombeo de petróleo, en momentos en que los precios del crudo ya se encontraban seriamente jaqueados por el brote del coronavirus que disminuyó la demanda internacional ante una fuerte contracción del comercio mundial.

La guerra de precios podría terminar con la política de recortes de producción de la OPEP Plus en un solo mes, luego de tres años de aplicar reducciones.

Donald Trump twitteó que la baja del precio es buena noticia para consumidores de EE.UU.

La Administración de Información de Energía (AIE) informó que ha retrasado la difusión de su reporte mensual, para poder incorporar los últimos acontecimientos.

Arabia Saudita redujo sus precios oficiales e hizo trascender que podría aumentar su producción hasta 12 millones de barriles diarios.

La petrolera estatal rusa Rosneft afirmó que podría iniciar el aumento gradual de su producción y añadir 300.000 barriles al día en cuestión de semanas, a partir del 1° de abril.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo que "el estado actual de los mercados mundiales de petróleo está dentro del rango de previsión de Moscú", señalando que "harán esfuerzos para asegurar la competitividad" de su petróleo.

En tanto, el ministro de Petróleo de Nigeria, Timypre Slyva, señaló que su país aumentará la producción de petróleo a más de dos millones de barriles por día, un dato no menor teniendo en cuenta que se trata del quinto productor de petróleo a nivel mundial.

Tags relacionados
Noticias del día