TEMEN QUE EN DICIEMBRE NO LLEGUEN A LOS 40 VOTOS

El PRO y aliados apuran reparto de cargos antes de la nueva Legislatura

Desde el oficialismo porteño adelantarían el recambio en la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público antes de diciembre, cuando asuman los legisladores ganadores

El PRO y sus aliados en la Legislatura quieren apurar la designación de cargos al frente organismos de control como la Defensoría del Pueblo, el Ente Único Regulador de Servicios y el Ministerio Público. Es que para esos puestos se necesitan dos terceras partes de los miembros del curpo (40 legisladores), y desde el oficialismo porteño temen que cuando se renueve su integración en diciembre, tanto desde el Frente UNEN como del Frente para la Victoria, obstaculicen los acuerdos.


Desde el PRO, uno de sus legisladores reconoció que vamos a designar los puestos antes del recambio. Para llegar a los 40 votos, el oficialismo comunal necesitará de sus aliados y para sumar votos de la oposición ofreceránn algunos puestos a las bancadas rivales, según confirmaron a este diario varias fuentes. En especial, para aquellos legisladores cuyos mandatos se vencen en diciembre y no pueden renovar.


El cargo más requerido es la Defensoría del Pueblo. El mandato dura 5 años y, según el presupuesto vigente, dispone de $ 181 millones. Incluso puede ser reelegido por otro mandato, tal como hizo la actual titular, Alicia Pierini, quien asumió en 2003. El defensor, además, asume con cinco adjuntos.


A ese puesto aspiran los diputados opositores María América González y Laura García Tuñón (Buenos Aires para Todos), Claudio Presman (UCR) y Alejandro Amor (FpV). También suena el jefe de bloque de Proyecto Sur, Julio Raffo, quien va sexto en la lista de candidatos a diputados nacionales del Frente UNEN, con pocas chances de entrar al Congreso.


En un principio, desde el oficialismo que responde al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, querían esperar a los resultados de las elecciones del 27 de octubre para saber cómo sería la composición en la cámara a partir de diciembre. Pero después del resultado de las Primarias, en el PRO se dieron cuenta que el panorama a futuro es negativo.


Su fuerza, que tiene 26 legisladores y dos aliados, solía contar con los números para llegar a 31 votos. Pero después de octubre el PRO puede quedar estancado en 26 diputados y con pocas posibilidades de hacer acuerdos ya que, desde diciembre, se enfrentará a dos oposiciones fuertes, como el Frente UNEN y un remozado FpV, que podrían bloquear el diálogo de cara a las elecciones de 2015.


Pero en especial deberán apurarse porque los pasos para designar al Defensor del Pueblo pueden llevar más de un mes, ya que incluyen la intervención de la Junta de Ética de la Legislatura y una Audiencia Pública previa a la sesión en la que deberán contar con 40 votos.


Más tiempo llevará designar a los tres titulares del Ministerio Público: Fiscal General, Asesor General Tutelar y Defensor General. A raíz del decreto 381 de 2012, el lapso puede demorar más de un mes y medio y no llegarían antes de diciembre. Allí el PRO apuesta a contar con representantes propios. El legislador radical macrista, Martín Ocampo, podría convertirse en Fiscal General. A su vez, también se ocuparán cargos del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos que está conducido por un Directorio, conformado por cinco miembros designados por la Legislatura. Si bien todos los directores pueden renovar, la única que tiene chances es Paola Michielotto (PRO), que cuenta con el respaldo del vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo, que actúa como líder del espacio macrista en el parlamento local. Los otros cuatro cargos del directorio estarían ocupa dos por representantes de fuerzas opositoras.

Tags relacionados
Noticias del día