El Gobierno trabaja en un acuerdo por los precios de la carne para contener la inflación

Los ministerios de Economía, de Agricultura y de Desarrollo Productivo trabajan con representantes del sector para consensuar precios que desaceleren la dinámica alcista del segmento en las últimas semanas. 

Para morigerar el alza de inflación que se avecina en los primeros meses del año, el Gobierno prepara un programa similar a Precios Cuidados para la carne y acordar que cerca de una decena de cortes se comercialicen a precios inferiores a los actuales.

En las últimas jornadas se intensificaron las reuniones entre los ministerios de Economía, de Agricultura y de Desarrollo Productivo en conversaciones con algunos representantes del sector cárnico y podría cerrarse en las próximas semanas.

El segmento de la carne se trata de un puntal crítico para la fuerte suba de la inflación que se registró en los últimos meses: en la primera semana de enero el índice de alimentos de LCG trepó 1,2% y el incremento de las carnes de 3% explicaron 0,9 puntos porcentuales de la suba. En las últimas cuatro semanas, el incremento acumulado de los cortes fue de 12,6%.

Pero no es el único motor que preocupa a los analistas. La consultora Ecolatina consideró además que los precios de consumo masivo en general, que representan un quinto del nivel general de precios, se acelerarán en el comienzo del año debido al atraso acumulado por el congelamiento que atravesaron en los peores meses de la pandemia. 

"El programa de Precios Máximos podría ser víctima de su propio éxito: su efectividad durante el segundo semestre, con aumentos menores al 1% mensual, forzó algunos descongelamientos en el cierre del año, de un promedio mensual de 1,7%", señaló en su informe. En 2020, treparon 21,5%, 15 puntos porcentuales menos que el nivel general.

En contrapartida, los precios libres que conforman la núcleo sin acuerdos treparon 47% en 2020, el doble de lo que subió consumo masivo y el triple de lo que aumentaron los regulados (un 16%). "El atraso en estas últimas dos canastas inevitablemente sumará presiones importantes este año", señaló Ecolatina.

También puso el acento sobre los estacionales que se disparó 70% el año pasado. "Si parte del desfasaje de precios relativos acumulados durante 2020 se corrige, la inflación tendrá un piso elevado este año", indicó.

No obstante, Ecolatina remarcó que estos atrasos no serán los únicos motores inflacionarios en el año, dado que prevé que, tras un año de fuerte pérdida de puestos de trabajo y deterioro de los salarios, en el segundo trimestre del año los gremios con apoyo del Poder Ejecutivo, en año electoral, buscarán una recomposición del poder adquisitivo.

Aunque la consultora duda de que revierta lo perdido de 2020 pero sí para agregar presiones a la inflación.  

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios