El Gobierno se desliga de los incidentes en el velatorio y carga la culpa sobre Rodríguez Larreta

El ministerio de Seguridad emitió un comunicado asegurando haber ofrecido "apoyo" al operativo de seguridad, y negó haber ordenado una represión en el marco de un operativo conjunto en el que participaron la Policía de la Ciudad, la Federal, efectivos de Seguridad Aeroportuaria, Gendarmería y Prefectura.

Tras los incidentes ocurridos en las inmediaciones de la Plaza de Mayo y dentro de la Casa Rosada, que motivaron la suspensión del velatorio de Diego Armando Maradona, el Gobierno nacional salió rápidamente a despegarse de la responsabilidad que le competía como organizadora del evento y cargó las tintas contra la Ciudad y su jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, a quien responsabilizó de la represión ocurrida para dispersar a la gente que se agolpó para entrar en forma tumultuosa a la capilla ardiente montada en Balcarce 50 para despedir al ídolo futbolístico.

El ministerio de Seguridad de la Nación difundió un comunicado para aclarar que "ninguna de las fuerzas a su cargo ha dado ni recibido orden alguna de ejercer violencia en las inmediaciones ni adentro de la Casa Rosada".

Asimismo, la cartera a cargo de Sabina Frederic consideró "absolutamente falso que las fuerzas policiales y federales de seguridad hayan recibido la orden de reprimir ni de participar de la represión desatada en la zona de la Avenida 9 de Julio", ya que "es jurisdicción de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires".

Seguridad también subrayó que era la Ciudad la "responsable primaria del operativo", y agregó que había ofrecido su "apoyo" al operativo teóricamente diseñado por las autoridades porteñas para "incrementar la prevención ante la posible aglomeración multitudinaria de personas".

No obstante, el Gobierno de la Ciudad había dejado entrever que la seguridad del responso corría a cuenta de la Nación y que no existía tal "operativo conjunto", como sí expresó Seguridad de Nación.

Por su parte, Presidencia de la Nación dio su versión de los hechos al sostener que "varias personas que estaban en la fila comenzaron a saltar las rejas para ingresar de manera irregular cuando se acercaba el horario de finalización" y, ante esa situación, "la familia transmitió su deseo y voluntad de dar por concluida la ceremonia".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios