El Gobierno sale a testear el mercado de pesos tras el acuerdo por la deuda

Luego del arreglo con los bonistas del exterior, Economía medirá la temperatura de la plaza local con la reapertura de dos letras y un bono, y la emisión de un bono nuevo, por hasta un monto máximo de $ 70.000 millones.

El Ministerio de Economía licitará el martes dos series de letras del Tesoro y dos bonos en busca de financiamiento en pesos. La subasta se realizará entre las 10 y las 15.

Se trata de dos letras del Tesoro a descuento (Ledes) para ser reabiertas, con vencimientos al 30 de diciembre de este año y al 29 de enero de 2021; mientras que los bonos tienen tasa ajustada por el coeficiente de estabilización de referencia (CER), uno a reabrir y otro nuevo. Con esto, Economía espera captar unos $ 70.000 millones, según el monto máximo habilitado a suscribir por los cuatro títulos. 

Es el primer test que afrontará el Gobierno en el mercado financiero doméstico luego del acuerdo de la deuda externa con los tenedores de los bonos bajo legislación extranjera por más de u$s 60.000 millones.

"La negociación de la deuda va a ayudar, aunque también es cierto que el Gobierno venía pagando los vencimientos en pesos y haciendo roll over de más del 100%, con lo cual la base ya venía bien", explicó Matías Rajnerman, de Ecolatina.

De todas maneras, el analista resaltó que los crecientes controles para las operaciones financieras en dólares acortan el menú de opciones para aquellos inversores que busquen participar de alguna colocación.

"El punto clave es el cepo y sobre todo los excesivos controles que hay para comprar las otras opciones de dólar. Los problemas con estos tipos de cambio son los que terminan haciendo que las licitaciones en pesos tengan buenos resultados", indicó.

La letra más corta fue emitida originalmente el 1° de julio y tiene un plazo remanente de 139 días desde la fecha de liquidación. Tendrá un precio mínimo de reapertura de $ 887,61 cada $ 1000 nominales y la amortización será íntegra al vencimiento. El monto máximo a emitir será de $ 12.000 millones, aunque es un tope ampliable como en todos los instrumentos que se licitarán mañana.

La que tiene vencimiento en enero fue subastada originalmente el 1° de julio, por lo que el plazo remanente es de 169 días, y tendrá un precio mínimo de $ 863,12 cada $ 1000 nominales y la amortización también será íntegra al vencimiento. El top de emisión será de $ 18.000 millones.

En cuanto a los bonos, el que será reabierto fue emitido originalmente el 20 de mayo y vencerá el 20 de septiembre de 2022. Ajustará por CER más un margen de 1,3% y el precio mínimo de colocación será de $ 1055,56 cada $ 1000 nominales. El volumen máximo nominal a emitir será de $ 22.000 millones.

El bono nuevo, con vencimiento el 13 de agosto de 2023, también ajustará por CER más un margen de 1,4% y tendrá un precio mínimo de colocación de $ 985,5 cada $ 1000 nominales, con amortización íntegra en el plazo de expiración. El Gobierno licitará hasta $ 18.000 millones nominales.

La licitación de todos los instrumentos se realizará mediante indicación de precio, el que deberá ser igual o superior a los precios mínimos anunciados.

Para todos los instrumentos habrá un tramo competitivo y uno no competitivo. Las ofertas que se presenten en los tramos competitivos deberán indicar el monto nominal a suscribir y el precio, el que deberá expresarse por cada $ 1000 nominales con dos decimales. Las ofertas que se presenten en los tramos no competitivos estarán limitadas a un monto máximo de $ 3.000.000 nominales y se deberá consignar únicamente el monto a suscribir.

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios